La importancia de la eyaculación intravaginal en la función sexual de la mujer

En general pensamos que el orgasmo es un componente esencial de la función sexual, y la mayor parte de las investigaciones se enfocan en el placer que siente la persona que lo alcanza. Pero es interesante también abrir el panorama y analizar no solo como –en este caso- la eyaculación masculina provoca placer al mismo hombre sino también a su pareja cuando lo siente o percibe de diferentes maneras.

 

De hecho si lo analizamos desde las disfunciones de la eyaculación masculina, sabemos que pueden afectar gravemente la salud mental y física de un hombre, aumentando su angustia, disminuyendo su autoconfianza y su actividad sexual. Es común en los hombres la sensación de “decepcionar a la pareja”, con todo lo que eso conlleva si el problema no se resuelve en el corto plazo.

 

Conocemos varios estudios –y de hecho los expusimos en entradas anteriores- que evidencian las diferentes dificultades sexuales y de relación en las parejas femeninas (sin disfunción sexual previa) de hombres con eyaculación precoz. Sin embargo, ningún estudio hasta el momento ha explorado el impacto de la eyaculación retardada o retrógrada y la anorgasmia masculina en la pareja femenina.

 

Por otro lado, más allá de las consecuencias negativas de los problemas de eyaculación, poco sabemos del efecto erotizante, excitante y placentero de la eyaculación masculina en la pareja femenina. Varias características como el volumen y la intensidad de la eyaculación podrían ser favorables para la función y la satisfacción sexual de la mujer.

 

En esta línea nos encontramos con un artículo publicado en el Journal of Sexual Medicine en el 2018 titulado La importancia de la eyaculación masculina para la satisfacción y la función sexual femenina. El objetivo de este estudio realizado en Suiza, fue investigar la importancia de las características de la eyaculación intravaginal –como la intensidad y el volumen- y su relación con la satisfacción sexual y la capacidad orgásmica en una muestra de 240 mujeres. Las participantes eran sexualmente activas en el momento de la investigación y tenían entre 20 y 60 años de edad. La información sobre el funcionamiento sexual de las mujeres se recopiló mediante la versión alemana validada del Índice de la Función Sexual Femenina. También se les aplicó un instrumento diseñado para los efectos del estudio, que evaluaba la importancia de la eyaculación intravaginal en la satisfacción y la función sexual de las mujeres.

 

Veamos los resultados.

 

-El 50.43% de las mujeres consideraron muy importante que la pareja eyacule durante el coito. Por otro lado, las mujeres que daban más importancia a su propio orgasmo valoraban más la eyaculación intravaginal.

 

-Las mujeres mayores consideraron que es más importante que la pareja eyacule durante el coito en comparación con las mujeres más jóvenes.

 

-El 18.3% de las mujeres preferían que la pareja eyaculara antes de alcanzar su orgasmo, el 28.3% pensaban lo contrario –el hombre debía esperarlas-, y para la mayoría no importaba.

 

-El 22.6% de las mujeres declararon que experimentaron un orgasmo más intenso cuando su pareja eyaculó durante el coito vaginal.

 

-El 17.4% de las mujeres informaron que la intensidad de su orgasmo dependía de la intensidad de la eyaculación de su pareja, mientras que para el 17.8% esto no importó en absoluto.

 

-El 20.9% de las mujeres no sintieron que la intensidad de su orgasmo dependía de la cantidad -percibida subjetivamente- de la eyaculación de sus parejas, mientras que la mayoría (37.9%) declaró que el volumen de eyaculación no importaba.


-Las mujeres con una mejor capacidad orgásmica experimentaron orgasmos más intensos cuando la pareja eyaculó dentro de la vagina.

 

-También se detectó una asociación significativa entre el deseo y los orgasmos más intensos de la mujer en función del volumen de eyaculación de la pareja.

 

-Las mujeres con un mejor funcionamiento sexual consideraron la eyaculación intravaginal como más importante en comparación con las mujeres que reportaron más quejas sexuales.

 

-Una minoría de mujeres consideraba algunas características de la eyaculación -por ejemplo su volumen- como un reflejo de su propio atractivo. En estos casos la eyaculación intravaginal se consideró más importante .

 

Los hallazgos de este estudio enfatizan algunas diferencias de percepción entre hombres y mujeres. Mientras que los hombres pueden estar más perturbados por la falta de control de la eyaculación y la corta duración de las relaciones sexuales, las mujeres parecen estar más preocupadas por sentirse poco atractivas, la pérdida de intimidad, menos confianza en sí mismas y la desconcentración durante el coito. Es fundamental entonces que los enfoques de tratamiento no se centren exclusivamente en los hombres y que incorporen los pensamientos y sentimientos de las mujeres.

 

En resumen, aunque la eyaculación masculina y sus diferentes aspectos parecen jugar un papel importante para las mujeres, el estudio arroja importantes variaciones al respecto en las actitudes de ellas. Habrá que seguir investigando al respecto, y considerar en la práctica clínica esas preferencias particulares para así organizar el plan de trabajo en pareja.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

disfunción eréctil y terapia psicológica

La combinación de terapia psicológica y medicaciones orales en el tratamiento de la disfunción eréctil

Epidemiología de la disfunción eréctil

Epidemiología de la disfunción eréctil

Antidepresivos y disfunción eréctil

Antihipertensivos y disfunción sexual

diabetes y disfunción eréctil

La diabetes y la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Los efectos de las estatinas en la disfunción eréctil

Los efectos de las estatinas en la disfunción eréctil

Deje un comentario