Actualización en el tratamiento del hipogonadismo con citrato de clomifeno

El citrato de clomifeno es un modulador selectivo de los receptores de estrógeno que se ha utilizado para el tratamiento del hipogonadismo en hombres desde la década de 1970. Ejerce sus efectos a nivel central aumentando la secreción de la hormona luteinizante (LH) y la hormona folículoestimulante (FSH), así como la producción de testosterona testicular. 

 

A diferencia de la terapia de reemplazo de testosterona, el citrato de clomifeno no suprime el eje hipotálamo-hipófisis y preserva la producción intratesticular de testosterona y la espermatogénesis. Por lo tanto se considera indicado para el tratamiento de hombres hipogonadales que están interesados ​​en la fertilidad.

 

Teniendo en cuenta que se trata de un tratamiento utilizado desde hace varias décadas, pensamos que es importante revisar cuál es su eficacia y seguridad en la actualidad. Es por eso que acudimos a un estudio publicado en Sexual Medicine Reviews en el año 2018 titulado Citrato de clomifeno para el tratamiento del hipogonadismo. Allí encontramos una revisión de la literatura actual sobre el uso de citrato de clomifeno en pacientes con hipogonadismo. La misma se realizó a través de PubMed hasta septiembre de 2018.

 

La incidencia de hipogonadismo varía según diferentes estadísticas entre el 2% y el 13%, con una disminución anual en la testosterona total en hombres de mediana edad que se estima entre el 0.8% y el 1.6%. Se calcula que el 40% de los hombres de 45 años de edad son hipogonadales. 

 

Los síntomas de hipogonadismo que se presentan comúnmente incluyen disminución de la energía, disminución de la libido, estado de ánimo depresivo, disminución de la masa muscular y aumento de la grasa corporal. 

 

El tratamiento más común para los hombres con hipogonadismo es la terapia de reemplazo de testosterona. Esta terapia puede provocar efectos secundarios como ginecomastia, mastodinia, acné, policitemia secundaria y atrofia testicular. Además, suele deteriorar la espermatogénesis afectando negativamente a la fertilidad subsiguiente e induciendo atrofia testicular. Por lo tanto, el reemplazo de testosterona no se recomienda para hombres hipogonadales que desean mantener su potencial de fertilidad y esperan embarazar a su pareja. 

 

Además de los resultados bioquímicos, existe una gran cantidad de literatura que investiga la satisfacción en relación al alivio de los síntomas de los hombres hipogonadales tratados con citrato de clomifeno. Varios estudios han utilizado el cuestionario sobre la deficiencia androgénica en hombres de edad avanzada (ADAM) y han encontrado un aumento en la satisfacción con el tratamiento con citrato de clomifeno. Por ejemplo los investigadores Katz y Ramasamy encontraron mejoras en las puntuaciones de ADAM en hombres tratados con citrato de clomifeno en comparación con hombres tratados con terapia de reemplazo de testosterona.

 

Hay datos limitados sobre los efectos del citrato de clomifeno en la función eréctil. Guay y colaboradores evaluaron sus efectos en hombres con hipogonadismo secundario y disfunción eréctil durante cuatro meses. Los autores encontraron que la testosterona libre mejoró en todos los pacientes y el 75% reportó cambios positivos en su función sexual. 

 

En relación con el tratamiento con citrato de clomifeno y la fertilidad, en el ensayo de control aleatorio doble ciego más grande sobre el tema realizado por la Organización Mundial de la Salud, no se encontraron cambios en las tasas de embarazo o densidad de espermatozoides entre casi doscientos hombres infértiles tratados con dosis de 25 miligramos. Pero por otro lado un metaanálisis reveló un aumento significativo en la fertilidad potencial con el tratamiento de citrato de clomifeno a 50 miligramos al día, aunque no con 25 miligramos al día.

 

Además de los trabajos que analizan las tasas de fertilidad, varios estudios han examinado las mejoras en los parámetros del semen en hombres tratados con citrato de clomifeno. Micic y colaboradores informaron un aumento en el volumen del semen, la densidad y la motilidad del esperma en hombres oligospérmicos tratados con citrato de clomifeno. 

 

Con respecto a los efectos secundarios, en general el citrato de clomifeno se ha aceptado como un fármaco seguro, pero existen pocos datos que evalúen los efectos adversos, especialmente en comparación con el tratamiento con terapia de reemplazo de testosterona. Los efectos secundarios informados incluyen dolor de cabeza, mareos, cambios visuales, ginecomastia y agrandamiento testicular. 

 

En resumen, el citrato de clomifeno para el tratamiento del hipogonadismo se indica particularmente en hombres que desean mantener su potencial de fertilidad. Por otro lado, los hombres con volumen testicular normal y niveles bajos o normales de LH antes del tratamiento pueden ser mejores candidatos para la terapia de citrato de clomifeno. Como se demostró en múltiples estudios, el tratamiento con citrato de clomifeno aumenta los niveles séricos de testosterona y parece haber evidencia de que mejora los síntomas del hipogonadismo. Muchos estudios han descubierto que es un fármaco en gran medida seguro y con beneficios para la salud, como por ejemplo mejorar la densidad ósea en hombres hipogonadales. Por lo tanto pensamos que el citrato de clomifeno es una droga segura y eficaz que debe incluirse dentro de los posibles tratamientos manejados por los urólogos que tratan a los hombres hipogonadales.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas. 

 

Artículos relacionados

Orgasmo en las mujeres

Las dificultades del orgasmo en las mujeres

disfunciones sexuales femeninas y medicamentos

Disfunciones sexuales femeninas y medicamentos

satisfacción sexual femenina

Intimidad emocional y satisfacción sexual femenina

Disfunción sexual femenina

Disfunción sexual femenina: Causas psicológicas y sociales

Excitación y orgasmo de la mujer

Excitación y orgasmo de la mujer

músculos del piso pélvico y disfunción sexual

Músculos del piso pélvico y disfunción sexual

Deje un comentario