¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

Problemas de erección después de los 60, ¿les pasa a todos?

Según los especialistas de Boston Medical Group México, la disfunción eréctil puede ocurrir a cualquier edad, pero se vuelve más común a partir de los 40 años. Mientras más envejecemos, más aumentan las probabilidades de padecer problemas de erección debido a una multiplicidad de factores: los niveles de testosterona disminuyen con la edad, aparecen enfermedades hereditarias, las consecuencias del estilo de vida pasan factura y es posible que también nos encontremos con situaciones como la pérdida de la pareja. Los problemas de erección a los 60, ¿les pasan a todos? No es una sentencia, pero las matemáticas no mienten.

¡Quédate leyendo que este artículo está comenzando!

¿Qué dicen las estadísticas sobre el tema?

Según estadísticas, a partir de los 60 años, entre el 35% y 45% de la población masculina, presentará algún grado de disfunción eréctil. Este porcentaje sube hasta el 53% después de los 70. El envejecimiento del cuerpo es un proceso normal por el que todos vamos a pasar, no es que se nos quiten las ganas o el pene deje de funcionar en automático al soplar las 60 velitas, pero es un hecho que nuestro cuerpo responderá de forma diferente -más lentamente- a los estímulos.

Al igual que el amor, el sexo también cambia en las distintas etapas de la vida. Será necesario adaptarse y redescubrir nuestras posibilidades eróticas según la edad y circunstancias de vida de cada quien.

A los 60 años -en promedio-, pueden surgir complicaciones asociadas a cambios físicos o emocionales que influirán en cómo y cuándo mantenemos relaciones sexuales. Eso no significa que el sexo deje de ser placentero, sólo debemos estar más alertas con la salud en general y un buen indicador de eso, pueden ser los problemas de erección.

A los 60, ¿tenemos menos sexo?

Afirma Feliciano Villar, Catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, que uno de los cambios más notorios en hombres de 60 o más, es la aparición de disfunciones sexuales, de las cuales, la más frecuente es la disfunción eréctil. Muy probablemente esto esté asociado a la disminución en los niveles de testosterona y a problemas de tipo vascular. 

Es necesario dejar claro que los problemas de erección a los 60 son relativamente normales, pero la disfunción eréctil en grado severo o ausencia de deseo, no lo es.

Un hombre sexualmente activo -como la mayoría de los hombres a los 60- puede sentir que su capacidad de respuesta sexual ha disminuido, pero experimentar fallas serias y constantes en la erección no tiene por qué ocurrir si se trata de una persona sana, que no padezca enfermedades como diabetes, hipertensión, cardiopatías, enfermedades del hígado y obesidad, entre algunas otras. Si esto ocurre, hay que visitar al médico de inmediato ya que, como sabemos, la disfunción eréctil puede ser el aviso de un problema de salud no detectado. 

El médico experto deberá ordenar exámenes clínicos, hará preguntas relacionadas con los hábitos de vida, antecedentes familiares, situación de pareja, etc., para descartar causas físicas, ya sean enfermedades cardiovasculares, de tipo neurológico, descompensaciones en el sistema hormonal o efectos secundarios de medicamentos que se estén tomando, lo cual es bastante probable a los 60. Si el paciente toma algún medicamento para controlar la hipertensión, antihistamínicos, enfermedades renales o del hígado o antidepresivos, entre otros fármacos, el médico necesita saberlo para poder ofrecer alternativas con menos efectos secundarios sobre la función eréctil. 

También habrá de descartarse una baja importante en el nivel hormonal, que si bien disminuye con la edad, tampoco debe llegar a un nivel patológico como sucede con el hipogonadismo. 

Posibles causas

Los problemas de erección después de los 60 también pueden ser causados por un alto consumo de alcohol, tabaco o drogas recreativas como la marihuana. Abandonar estas sustancias a tiempo, puede hacer una gran diferencia en la salud sexual. 

Si los problemas de erección no son de origen fisiológico, habrá que analizar el estado psicológico del paciente. 

Explican los expertos en salud sexual masculina de Boston Medical Group México, que es casi imposible que la disfunción eréctil se deba a una sola causa, ya que también puede haber un factor psicológico que incide y hay que tratarla. Un estado de ánimo depresivo, estrés, ansiedad o, en el caso de hombres adultos, la soledad, pueden inhibir la capacidad de erección de forma importante.

A los 60 podemos enfrentar situaciones dolorosas o difíciles de atravesar como el fin de la vida laboral, problemas económicos, el llamado “síndrome del nido vacío”, un divorcio, la pérdida de los padres si es que aún viven o la viudez. Todo esto puede ser causa de disfunción eréctil o baja de deseo. El psicoterapeuta es el profesional más indicado para ayudarnos con esos temas.

Los problemas de erección después de los 60, ¿son irreversibles?

¡Claro que no! Nada nos devolverá la juventud, es cierto, pero nuestra salud puede mejorar radicalmente si adoptamos mejores hábitos de vida y sobre todo, si nos ponemos en manos de expertos.

Existe una idea muy equivocada de la vejez: pensamos que es el fin de la vida, algo triste o desagradable, “poco estético” o hasta ridículo si la edad avanzada se asocia al sexo. Esto es porque siempre hemos relacionado la juventud con la belleza y el vigor sexual. Es verdad que algunas capacidades disminuyen en la madurez y afectan nuestra vida íntima, pero ese no es un obstáculo para seguir disfrutando del placer que nos brinda el sexo.

Cientos de estudios en todo el mundo se han centrado en demostrar que las personas adultas mayores siguen siendo sexualmente activas o por lo menos, no han renunciado a disfrutar del sexo, aunque sus circunstancias presentes se los impidan.

Por ejemplo, un estudio que incluyó a 2.000 personas, basado en la Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad y publicado en una de las revistas de mayor impacto mundial sobre sexualidad, The Journal of Sexual Medicine, describe las prácticas eróticas de la tercera edad en España, así como los factores que influyen en la actividad sexual de las personas mayores.

Los resultados revelaron que 62,3% de los hombres y 37,4% de las mujeres encuestados, son sexualmente activos. Entre las prácticas sexuales más mencionadas están los besos, las caricias y la penetración vaginal. Las menos practicadas son la masturbación y el sexo oral.

Los factores que limitan la actividad sexual en ambos sexos son: ser mayor de 75 años, no tener pareja, poseer un bajo nivel educativo, tener una mala percepción de la propia salud y la sexualidad, padecer dos o más enfermedades crónicas y tomar dos o más medicamentos.

Entre los mayores de 65 años, las mujeres son menos activas sexualmente que los hombres.

Otro estudio dedicado a medir la salud sexual en la tercera edad (2006) mostró que el 60% de los adultos mayores de 65 años, afirma tener relaciones sexuales una vez por semana, cuatro veces al mes, promedio. La mayoría de los entrevistados reconoció que, si bien sus capacidades y prácticas sexuales habían sufrido cambios -debido a la edad-, las relaciones sexuales seguían siendo satisfactorias.

Otra encuesta, ésta llevada a cabo en los Estados Unidos y publicada en el New England Journal of Medicine (2008), concluyó que 73% de los estadounidenses entre 57 y 64 años practica sexo con frecuencia; esta cifra baja 20% (53%) en personas de entre 65 y 75 años. A los 85 o más, el porcentaje es de sólo 26%.

Para seguir con los números, podemos citar la Encuesta Nacional Sobre el Envejecimiento Saludable de la Universidad de Michigan y AARP (organización estadounidense independiente sin ánimo de lucro que atiende las necesidades e intereses de las personas mayores de 50 años).

Ésta revela que 1 de cada 5 hombres mayores usan medicamentos o suplementos para el desempeño sexual. Además:

  • 40% de las personas entre 65 y 80 años, son sexualmente activas.
  • Casi tres cuartas partes de las personas en este rango de edad, tienen pareja. 54% de ellos son sexualmente activos.
  • El 73% afirma estar satisfecho con su vida sexual.
  • Independientemente de si tienen o no tienen actividad sexual, 2/3 de los entrevistados, aseguraron estar interesados en el sexo y más del 50%, dicen que el sexo es importante para su calidad de vida.
  • 18% de los hombres encuestados y sólo 3% de las mujeres, reconocieron tomar medicamentos o suplementos para mejorar la función sexual en los últimos dos años. Sin embargo, sólo 17% han hablado con su médico u otro profesional de salud acerca de su salud sexual en los últimos dos años. 

Erica Solway, codirectora de la encuesta, opina que “la salud sexual entre los adultos mayores está vinculada estrechamente a la calidad de vida, la salud y el bienestar. Por eso es importante para los adultos de 60 y más años, hablar de este tema con sus proveedores de salud, para que les informen de cómo los cambios relacionados con la edad, la salud física, relaciones, estilos de vida y responsabilidades, les afectan”.

En este mismo estudio, se descubrió que de las personas con muy buen estado de salud, 45% reportó ser sexualmente activo, contra el 22% que consideran tener regular o mala salud y no tienen actividad sexual. 

84% de los hombres dijo que el sexo era una parte importante en una relación. Sólo 69% de las mujeres concordaron con esa afirmación.

50% de los varones manifiesta tener un gran interés en el sexo. Entre las mujeres, sólo 12%.

Finalmente, 62% de los adultos mayores encuestados dijo que, de presentarse un problema con su salud sexual, sí hablarían con su médico sobre esto. Sólo el 17% lo había hecho en realidad. 88% de quienes habían hablado con su médico acerca de su salud sexual, indicaron sentirse cómodos haciéndolo.

Consideraciones finales

Llegar a los 60 años representa para muchos el inicio de la vejez, lo cual les puede deprimir y hacer sentir poco entusiasmados en cuanto a las muchas formas que existen de disfrutar la vida. 

Si lo pensamos bien, tener 60 representa muchas ventajas. Es a esta edad cuando las relaciones sexuales pueden ser más disfrutables, ya que se prioriza la calidad sobre la cantidad.

La medicina nos ha regalado 20 años más de expectativa de vida, así que de nosotros depende que sean años felices o de una “mala vejez”. Clínicas como Boston Medical Group México ofrecen alternativas de tratamiento para mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales a cualquier edad.

A los 60 nos deberíamos sentir más tranquilos, seguros de nosotros mismos, con una gran estabilidad de pareja, sin las preocupaciones por los hijos, el trabajo, la presión económica o tantas otras cosas que 10 años antes, nos abrumaban. 

Una pareja de adultos mayores ya no debe sentir vergüenza de hablar de todo, de mostrarse tal cual son, con arrugas, canas y problemas de resequedad o de erección. Para eso hay lubricantes y pastillas de todos los colores. Es el momento ideal para ampliar sus horizontes eróticos, ya que están de nuevo solos.

Con la llegada del Viagra, muchos prejuicios acerca del envejecimiento y el sexo, han desaparecido. Los hombres ya saben que hay formas de gozar del sexo hasta el último día de sus vidas e incluso se cuidan más, tanto en la salud como en su aspecto físico.

Hay muchos tipos de tratamiento que permiten a millones de hombres solucionar los problemas de erección a los 60 o más. 

Los problemas de erección después de los 60 nos pasan a todos, pero siempre tienen solución si acudimos con los verdaderos expertos. Desde este espacio recomendamos que acudas a Boston Medical Group, donde se pueden encontrar todas las alternativas de tratamiento integral para elegir la más conveniente según las necesidades de cada paciente. 

Muchas gracias por acompañarnos con esta lectura, nos reencontramos en la próxima entrada, ¡hasta pronto! 

Artículo avalado por Héctor Corredor, Médico Cirujano especialista en Urología con Maestría en Sexología Clínica, Director médico internacional en Boston Medical Group.

¿Quieres saber si tu vida sexual es satisfactoria?

Descubrelo con el siguiente test.

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta