¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

¿Para qué sirve la terapia de ondas? ¿Es realmente efectiva?

La terapia de ondas de choque, mejor conocidas como ondas focales, se utiliza desde hace tiempo en diversos campos médicos, desde medicina estética hasta fisioterapia deportiva, para curar lesiones musculares. En 2015, después de una serie de estudios clínicos, Boston Medical Group presentó el tratamiento de ondas focales como uno de sus recursos terapéuticos de primera línea para disfunción eréctil de origen vascular. Pero las ondas de baja intensidad tienen otros usos en medicina sexual masculina. 

 

¿Para qué sirve la terapia de ondas? ¿Es realmente efectiva? ¡Entérate en este artículo cómo la tecnología puede ayudarte a mejorar tu vida sexual!

¿Qué son las ondas focales?

Las ondas focales se han utilizado desde hace tiempo en urología, fisioterapia y hasta tratamientos estéticos.

Se trata de ondas acústicas de baja frecuencia ricas en energía, que se aplican directamente en la zona afectada para promover la regeneración del tejido, la formación de nuevos vasos sanguíneos y la estimulación de la circulación. 

 

Estas ondas aceleran el proceso de rehabilitación en el cuerpo y estimulan los procesos de autocuración. La terapia de ondas focales ayuda a mejorar el metabolismo, estimular la oxigenación, optimizar la circulación sanguínea y regenerar los tejidos dañados. En los pacientes con problemas de erección, promueve el libre paso del flujo sanguíneo a los cuerpos cavernosos del pene. A este efecto se le conoce como neovascularización.

Explica el Dr. José Benítez Molina, director médico de Boston Medical Group: “los avances científicos nos han permitido incorporar nuevas terapias que complementan los tratamientos médicos. La terapia de ondas de choque es un tratamiento de primera línea para diversas disfunciones sexuales masculinas. Son ondas electroacústicas de baja energía que se desplazan a la velocidad del sonido. Su efecto radica en acelerar los procesos de curación en el organismo a través de neovascularización, es decir, la regeneración de vasos sanguíneos creando un aumento de la circulación a nivel local y acelerando la autocuración de los tejidos.” 

Este tratamiento no tiene ningún efecto secundario, no inhabilita al paciente y después de recibir su terapia, puede regresar a sus actividades normales.

 

Usos de las ondas focales en medicina

En medicina, las ondas focales se empleaban ya desde hace varias décadas.

 

Uno de los primeros usos de esta tecnología en urología, fue la disolución de cálculos renales (piedras en el riñón). A través de este procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos se eliminan del cuerpo a través de la orina sin mayor problema. 

 

Su uso en fisioterapia fue el punto de partida para adoptar las ondas focales como un tratamiento de primera línea para disfunción eréctil y la enfermedad de Peyronie.

 

Las ondas sonoras de alta velocidad se aplican en los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos en lesiones leves, subcrónicas o crónicas.

 

Según AVANFI (Madrid, España), clínica de Cirugía Ecoguiada Ultramínimamente Invasiva para el tratamiento de lesiones traumatológicas, ortopédicas, podológicas y deportivas, informa que “las ondas focales tienen una presión y duración específica capaces de propagarse a través de los tejidos sin perder porcentajes significativos de su energía. Su mecanismo produce daños tisulares y celulares llegando a producir hasta la rotura de los tejidos. Este daño produce una respuesta inflamatoria que deriva en una reparación y reconstrucción de los tejidos dañados como mecanismo de respuesta de nuestro propio organismo.”

 

Las ondas focales que se usan en fisioterapia, pueden ser de tipo focal, con foco de acción terapéutica a más profundidad, o radiales, con un efecto más superficial pero más eficaces en patologías superficiales y cubren superficies afectadas más amplias.

 

En fisioterapia y medicina deportiva, las ondas focales tienen efecto:

  • Analgésico de las ondas focales. Eliminan y/o dispersan las terminaciones nerviosas que causan el dolor.
  • Antiinflamatorio. Las ondas focales activan los mastocitos en el proceso inflamatorio, que no está completamente detenido en procesos crónicos.
  • Neovascularización. Formación de nuevos vasos sanguíneos y oxigenación tisular a través de micro roturas capilares en tendón y hueso.
  • Aceleración del metabolismo. 
  • Estimulación de la producción de colágeno Tipo I (de una mejor calidad) necesario para la reparación, al crear fibras del tendón más densas, rígidas y firmes.
  • Fragmentación o reabsorción de los depósitos de calcio o disolución de fibroblastos calcificados. 
  • Disminución de la tensión muscular. 
  • Aumento de la actividad de osteocitos, osteoblastos y formación de tejido óseo.

Terapia de ondas focales para disfunción eréctil

A partir de estos efectos en medicina deportiva, se han realizado estudios que han mostrado que son

un extraordinario aliado en el tratamiento de la disfunción eréctil, por ser un gran estimulador de la formación de redes de vasos sanguíneos microvasculares, lo que permite aumentar el riego sanguíneo del tejido eréctil para lograr y mantener una erección completa.

Según explica el equipo médico de Boston Medical Group, cada ciclo de ondas consta de 5 o 6 sesiones (una por semana). La cantidad de sesiones puede variar dependiendo del grado de severidad del padecimiento y de la capacidad de recuperación del paciente.

Las ondas focales se administran directamente en el pene a lo largo de todo el miembro para llegar a los cuerpos cavernosos, el cuerpo esponjoso, el glande y la uretra. 

 

Dado que el llenado de sangre en los cuerpos cavernosos es lo que produce la erección, es justo ahí donde se aplican las ondas focales.Cada sesión dura entre 15 y 20 minutos y después el paciente puede incorporarse a sus actividades normales sin ningún problema.

Alrededor del 80% de los pacientes tratados con ondas focales, experimenta una notable mejoría en su función eréctil, 14% de ellos logra una total mejoría, mientras que 56% de los pacientes participantes en su primer estudio clínico, logró erecciones lo suficientemente firmes para mantener relaciones sexuales completas y satisfactorias.

La terapia de ondas focales es realmente efectiva

Este tratamiento ofrece grandes ventajas:

  • Resultados clínicos demostrados sin efectos secundarios.
  • Altamente eficaz para pacientes con disfunción eréctil de origen vascular.
  • Es un tratamiento que no es invasivo y no requiere sedación ni anestesia.
  • El paciente puede continuar con su vida normal después de cada sesión.
  • Ataca el problema desde su origen (disminución del riego sanguíneo en el pene). 
  • Su efecto es duradero en el tiempo. 
  • Son totalmente indoloras y seguras.

¿Para quién se recomienda la terapia de ondas focales? 

Este tratamiento se recomienda exclusivamente en casos de disfunción eréctil de origen vascular.

Los candidatos ideales son hombres expuestos a factores de riesgo vascular por tabaquismo, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad, sedentarismo o estrés. Las ondas focales también pueden aplicarse de forma preventiva, si el riesgo de presentar problemas de erección a corto plazo, es alto y en hombres jóvenes que desean potenciar su desempeño sexual, siempre como parte de un tratamiento integral que incluye asesoría sexológica, nutricional, programa de ejercicios personalizado y evaluación médica periódica.

La terapia de ondas focales está contraindicada en pacientes con problemas de erección psicológica y personas con cáncer en cualquier parte del cuerpo. Si el paciente ha tenido cáncer y se ha sometido a cirugía, deben haber transcurrido más de 5 años sin ninguna recaída.

Las ondas focales no son efectivas en casos de disfunción eréctil de origen neurológico (a nivel del cerebro o médula espinal) o derivada de trastornos hormonales (disminución de los niveles de testosterona).

 

Terapia de ondas focales para Enfermedad de Peyronie

La terapia de ondas focales sirve además para tratar la enfermedad de Peyronie, también conocida como curvatura peneana, actuando sobre la placa de fibrosis y sobre el tejido eréctil, lo que mejora la erección y disminuye el dolor.

La terapia de ondas focales es una alternativa tecnológica muy eficiente para tratar la enfermedad de Peyronie, al disminuir notablemente el dolor y lograr que las erecciones sean más firmes, actuando sobre las placas fibrosas y el tejido eréctil.

En la mayoría de los casos, la curvatura en el pene puede ser causada por “microtraumas”, es decir, pequeños y constantes traumatismos en las relaciones sexuales con golpeteo fuerte o tratamientos de radiación para combatir el cáncer de próstata o cirugías que han cicatrizado mal.

 

Dichos traumatismos forman una cicatriz en el cuerpo interior del pene, deformando el tejido conectivo y la túnica albugínea en los cuerpos cavernosos. Los tejidos defectuosos se transforman en placas o bultos fibrosos que impiden al pene extenderse completamente durante la erección y provocan la pérdida de elasticidad y acortamiento del miembro. 

 

Esta enfermedad puede ser sumamente dolorosa -cuando el pene está erecto- e impedir la penetración, esto por la curvatura misma o porque dificulta la llegada de sangre a los cuerpos cavernosos. 

 

La terapia de ondas focales para tratar la enfermedad de Peyronie

 

Se aplica sobre los tejidos dañados. Se ha comprobado que las ondas producen una notable mejora en la circulación sanguínea y la estimulación de las células para regenerar los tejidos, transformándolos de rígidos en más elásticos. 

 

El resultado es una notable disminución del dolor, mejor reabsorción del calcio  así como un efecto muy positivo sobre la capacidad de erección.

 

Gracias a su experiencia con miles de pacientes, Boston Medical Group afirma que la terapia de ondas focales puede detener la evolución de la enfermedad de Peyronie.

 

A pesar de sus grandes beneficios, es importante informar que, si las ondas no se aplican en el lugar o con la intensidad exacta, pueden ser un riesgo para la integridad del paciente. Este tipo de tratamiento sólo debe ser indicado por un médico experimentado en salud sexual masculina y perfectamente entrenado en el uso del equipo para administrar ondas focales.  

 

¡Hasta pronto!

 

Artículo validado por Juan Manuel Martinez Preciado, Médico Cirujano con Maestría en Sexología clínica, epidemiólogo, integrante del grupo de dirección médica internacional Boston Medical Group.

 

¿Quieres saber si tu vida sexual es satisfactoria?

Descubrelo con el siguiente test.

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta