Una de las preguntas que hacen nuestros pacientes con disfunción eréctil es: ¿qué tan frecuentemente se da este problema en los hombres? Y cuando los expertos damos información de cifras actuales, siempre es un alivio saber que no se trata de una situación aislada, sino por el contrario muy frecuente. Es por eso que pensamos en escribir este artículo, basado en un estudio del Sexual Medicine Review del año 2013, titulado Incidencia, prevalencia e historia natural de la disfunción eréctil. En este trabajo, se toma como referencia la Consulta Internacional Sobre Disfunción Sexual en la que se identificaron cincuenta y nueve estudios válidos sobre prevalencia de la disfunción eréctil, y seis sobre su incidencia.

 Ante todo, hagamos una puesta en común de conceptos. La epidemiología puede definirse como el estudio de los patrones, causas y efectos de las enfermedades en determinadas poblaciones. La incidencia es el número de nuevos casos de una patología o problema particular en una población determinada durante un período de tiempo específico, mientras que la prevalencia se refiere al número de casos en una población determinada en un momento dado.

 Vamos ahora a los números. Por supuesto que comparando tantos estudios, siempre hay diferencias. Por eso, vamos a centrarnos en sus puntos en común.

  • La prevalencia de la disfunción eréctil aumentó con la edad en todos los estudios. En hombres menores de 40-49 años, la prevalencia fue relativamente baja, con un promedio del 6% (con un rango que va desde el 1 al 29%). En los hombres de 50-59 años, la prevalencia fue relativamente modesta, del 16% (rango del 3 al 50%). En los hombres de 60-69 años, del 32% (rango del 7 al 74%), y en la edad de 70-79 años, la prevalencia fue significativamente mayor, subiendo al 44% (rango del 26 al 76%).
  • En los estudios que informaron acerca de la gravedad de la disfunción eréctil, la mayoría de los hombres tenían un grado leve o moderado, mientras que sólo algunos de ellos tenían una disfunción grave.
  • Otro tema es el grado en el que los hombres se encuentran afligidos por su problema sexual. Varios estudios han explorado esto y han demostrado que no todos los hombres están realmente afectados por su disfunción eréctil. Una investigación mostró que la “preocupación” se hizo mayor a medida que se agrava el problema, y disminuye con el aumento de la edad. Un estudio posterior sugirió que cerca de dos tercios de los hombres (67,3%) con disfunción eréctil se angustiaron significativamente, y que solo el 10,4% de ellos reciben tratamiento.
  • En todos los estudios de incidencia que se revisaron, hubo un claro aumento de la disfunción eréctil relacionado con la edad. Sin embargo, las tasas reales de incidencia variaron considerablemente de un país a otro. Estas diferencias pueden explicarse por razones metodológicas, por diferentes criterios para definir la disfunción eréctil, pero también como consecuencia de las diferencias culturales y raciales entre las poblaciones. En estos estudios hubo asociaciones con factores de riesgo convencionales, incluyendo obesidad, diabetes e hipertensión arterial, y también con hábitos de vida poco saludables: tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo.

Es importante que estas cifras puedan sensibilizarnos acerca del impacto de la disfunción eréctil, y estimular a los pacientes a buscar ayuda profesional ya que la satisfacción sexual es un componente esencial en la calidad de vida.


Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

¿Los problemas sexuales son frecuentes?

¿Los problemas sexuales son frecuentes?

disfunción eréctil y terapia psicológica

La combinación de terapia psicológica y medicaciones orales en el tratamiento de la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y calidad de vida

¿Cómo establecer el impacto psicológico de la disfunción eréctil en su calidad de vida?

Sexualidad en la tercera edad

Tercera edad: Tiempo de oportunidades

Deje un comentario