El sexo no es solo rendimiento: el erotismo infinito.

En este blog, dedicado a la revisión de la literatura científica más reciente sobre sexualidad masculina, encontramos que los mayores esfuerzos de los investigadores se centran en la respuesta sexual: cómo favorecerla, las causas de sus disfunciones y sus respectivos tratamientos. Es decir que, de alguna manera, los estudios se ocupan bastante de la respuesta, pero poco de cómo mejorar los estímulos sexuales efectivos. Y lo que es curioso es que muchas veces los programas de tratamiento fracasan, o no cumplen con sus objetivos plenamente, porque no se interviene evaluando y ajustando los esquemas de estimulación sexual.

 

Es por eso que además de tomar como referencia los artículos de revistas científicas, decidimos recientemente incorporar como fuente de información a los libros que -de acuerdo con nuestro criterio- tienen mucho que aportar a la psicoeducación de pacientes y lectores.

 

En este caso vamos a exponer algunas recomendaciones de mi primer libro, El erotismo infinito (2012), que precisamente aborda el tema del erotismo en la pareja planteando diferentes recursos para enriquecerlo.

 

El erotismo es sin dudas uno de los grandes temas de la humanidad. Y como otros aspectos esenciales de la existencia humana despierta diversas emociones, controversias, conflictos, frustraciones y satisfacciones. El objetivo de este libro es, en ese sentido, proveer a sus lectores de herramientas clave para construir un erotismo pleno. 

 

Su mensaje central es el siguiente: el sexo es limitado, mientras que el erotismo es infinito. Y para alcanzar ese estado de evolución erótica permanente se presenta un recorrido en forma de viaje en el que cada capítulo nos deja una enseñanza:

 

-Debemos superar el antierotismo, que es la tendencia a pensar al erotismo centrándonos exclusivamente en la genitalidad y siguiendo una estructura rígida de comportamientos y pensamientos. 

 

-Es importante identificar aquellas creencias erróneas que más han dañado la relación de hombres y mujeres con su erotismo: mitos sobre el erotismo masculino, el erotismo femenino, el autoerotismo, la seducción y la respuesta sexual, entre otros.  

 

-El erotismo pleno comienza por el autoconocimiento como la base de la satisfacción sexual, lo que es básicamente un encuentro o reencuentro con nuestro propio cuerpo. 

 

-La comunicación erótica eficaz es uno de los ejes fundamentales del erotismo. Las perturbaciones en ese aspecto son causa de disfunciones de la vida erótica y a veces de severas problemáticas del vínculo de pareja. 

 

-Es clave aprovechar al máximo los placeres de la vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído.  

 

-La creatividad erótica es el sexto sentido del erotismo. Una persona que logre aplicar la creatividad a la sensualidad tendrá grandes ventajas, va a dar y a recibir un placer más exquisito y será difícil de olvidar. Afortunadamente, la creatividad erótica se puede entrenar si tenemos la actitud necesaria y una buena guía.  

 

-Existen accesorios para expandir los límites del placer, como los diferentes tipos de juguetes sexuales con propuestas concretas para potenciar el erotismo y también ayudar en la solución de algunas dificultades relacionadas con la disminución del deseo sexual y el retardo orgásmico femenino y masculino.

 

Ahora pasemos de lo teórico a lo práctico: una selección de tareas para disfrutar y desarrollar la mente erótica.

 

Preserve el espacio íntimo con su pareja, cuide su imagen y mantenga el misterio. De alguna manera es volver -al menos por momentos o como juego- al noviazgo, esa etapa en la que el tiempo compartido era prioritario, el arreglo personal un asunto impostergable, y el misterio algo que todavía no habíamos matado.  

 

Provoque a su pareja durante el día. El acto sexual comienza antes del contacto físico, por eso no deje de ponerle mensajes de texto a su pareja, hacerle visitas rápidas a la casa o a su trabajo y de enviarle fotos provocativas que preparen durante el día lo que ocurrirá más tarde.

 

Perfume su cuerpo y el ambiente del encuentro. El olfato es un sentido primitivo y determinante del placer, así como algo que lo va a desconectar eróticamente si lo que huele no es agradable.

 

Utilice todos los recursos que movilicen lo visual. Tanto para las mujeres como para los hombres, es una habilidad erótica excitante el incitar con miradas, gestos, movimientos, manejo de la distancia o la misma ropa erótica. 

 

Hable al oído. Es una manera de potenciar sensaciones eróticas, incluso de acercarse al orgasmo y de quitar de su mente los pensamientos negativos. 

 

Dedique un encuentro a jugar solamente con los labios. Es el momento de los besos variados y creativos, sin pensar en lo que vendrá después. Besos, solo besos.

 

Estimule el clítoris con delicadeza. Considerando la alta sensibilidad del clítoris, es fundamental que los acercamientos eróticos en esta zona erógena sean de menor a mayor, siguiendo el ritmo que le indique su pareja. 

 

Visualice las zonas del cuerpo de su pareja a las que ha prestado poca atención. Luego dedíquese un tiempo a estimularlas con sus manos y otros accesorios como aceites, cremas, plumas, pequeños masajeadores.  

 

Aprenda a disfrutar del post-orgasmo. Es el momento de un contacto sensual y afectivo, sin la influencia de la pasión.

 

Utilice su creatividad al servicio del erotismo. Es la principal herramienta para variar los esquemas repetitivos y predecibles de estimulación erótica, introducir la sorpresa y romper con la monotonía y el aburrimiento.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

eyaculación precoz, mitos y verdades

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

Los factores del estilo de vida y la eyaculación precoz

Factores del estilo de vida y eyaculación precoz

qué es la enfermedad del peyronie

¿Qué es la enfermedad de Peyronie?

Escala del placer sexual

Escala del placer sexual

Deje un comentario