¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

Impotencia sexual

La impotencia sexual es una situación que puede afectar no sólo la actividad sexual, sino la calidad de vida del hombre que la padece y la de su pareja. Esta afección se puede presentar a cualquier edad, pero se da con mayor frecuencia en hombres mayores; para ellos, el hecho de no poder alcanzar la satisfacción sexual deseada tanto para él como para su pareja, representa una preocupación.

Conocer más de este tema te permitirá detectar si lo que estás sintiendo o presentaste en una oportunidad se trata de impotencia sexual. 

Te invitamos a que continúes con la lectura de este artículo, donde aclararás tus dudas acerca de la impotencia sexual.

¿Qué es la impotencia sexual?

La impotencia sexual o disfunción eréctil, como también se denomina, es la incapacidad de mantener una erección lo suficientemente firme para mantener una relación sexual.

¿Cómo se produce una erección?

La erección se produce por un aumento del flujo sanguíneo hacia el pene, este flujo de sangre es estimulado por pensamientos sexuales o estimulación directa del pene.

Cuando este se excita por dicha estimulación, un músculo dentro de los vasos sanguíneos del pene se relaja, lo que permite un mayor flujo de sangre a través de las arterias del pene llenándose, así dos cámaras dentro del pene. En la medida que las cámaras se llenan de sangre, el pene se vuelve rígido.

Una vez que se produce la erección, esta termina cuando los músculos de los vasos sanguíneos se contraen y la sangre que se encuentra acumulada puede fluir a través de las venas del pene.

Cuando el pene no está excitado sexualmente, este se vuelve blando además de flácido.

¿Con qué frecuencia se presenta la impotencia sexual?

La impotencia sexual se puede presentar de forma ocasional, muchos hombres presentan esta afección en momentos de estrés. La disfunción eréctil aumenta con la edad, por lo que se puede presentar esta alteración sexual, aunque también se puede evidenciar en hombres jóvenes con una condición médica o estrés.

 

Causas de la impotencia sexual

Son muchas las posibles causas capaces de generar la impotencia sexual o disfunción eréctil, entre estas se encuentran causas emocionales como físicas. Las que con frecuencia ocasionan esta afección son:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Colesterol alto.
  • Enfermedad renal.
  • Niveles bajos de testosterona u otras alteraciones hormonales.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Avanzada edad.
  • Problemas de pareja.
  • Medicamentos utilizados en el tratamiento de la hipertensión arterial o de la depresión.
  • Consumo elevado de drogas y alcohol.
  • Trastornos del sueño.
  • Fumar.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Lesión de la médula espinal.
  • Neuropatía periférica.
  • Traumas pélvicos.
  • Problemas en el área pélvica por lesión o producto de una cirugía.
  • Enfermedad de Peyronie.

¿Cómo reconocer la impotencia sexual?

La manera de reconocer que se está ante una impotencia sexual es por medio de sus síntomas, aunque estos pueden variar de persona a persona, sin embargo, es frecuente que se presente:

  • Incapacidad de tener una erección o tenerla ocasionalmente.
  • Presentar dificultad para mantener una erección lo suficientemente larga en el tiempo para una relación sexual satisfactoria.
  • Falta de deseo sexual o evasión de los encuentros sexuales.
  • Baja autoestima o Depresión.
  • Desaparición de las erecciones matutinas o nocturnas.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden desencadenar la impotencia sexual?

Existen factores de riesgos capaces de desencadenar la impotencia sexual:

  • Mayores de 50 años.
  • Padecer enfermedades como diabetes.
  • Tener presión arterial elevada.
  • Colesterol elevado.
  • Padecer una enfermedad cardiovascular.
  • Obesidad.
  • Trastornos neurológicos.
  • Consumir drogas o elevadas cantidades de alcohol.
  • Fumar.
  • Falta de ejercicio.

Diagnóstico de impotencia sexual

El médico especialista en salud sexual será el indicado en hacer el diagnóstico previo examen físico para descartar enfermedades asociadas que pudieran ser la causa de impotencia sexual, de ser necesario solicitará pruebas adicionales entre las que se encuentran:

  • Ultrasonido doppler: este estudio se realiza con la finalidad de ver en qué condiciones se encuentran los vasos sanguíneos del pene para verificar si hay un problema con el flujo sanguíneo del pene.
  • Prueba de tumescencia peneana nocturna: esta prueba se realiza para evaluar la calidad de las erecciones nocturnas, para ello se requerirá de un  dispositivo portátil que funciona con baterías, este dispositivo se encarga de almacenar los datos que el médico revisará en su oportunidad.
  • Prueba o test de inyección intracavernosa: consiste en inyectar un medicamento en el pene para estimular la erección, esto le permitirá al médico evaluar la firmeza de la erección y el tiempo de duración. Esta prueba se puede combinar con el ultrasonido para evaluar de forma más detallada la erección.
  • Perfil lipídico y de glucosa: por medio de estos exámenes se pueden detectar enfermedades que estén ocasionando la impotencia sexual como la diabetes, aunque no me cambian el tratamiento me pueden orientar el pronóstico del paciente.
  • Perfil hormonal: el análisis de hormonas en sangre ayudará a detectar alteraciones hormonales que pudieran ser la causa de la impotencia sexual.

Otras pruebas que puede solicitar el médico son estudios radiográficos pélvicos como la arteriografía, la resonancia magnética o la tomografía computarizada, esta última en raras ocasiones es solicitada solo en casos de antecedentes de traumatismos o cáncer.

Cada una de estas pruebas serán de gran ayuda para el médico especialista al momento de hacer el diagnóstico de disfunción eréctil o de cualquier otra afección que lo está desencadenando.

Estas pruebas pueden repetirse las veces que el médico las requiera para detectar si aún persiste la causa que está ocasionando la afección.

Tratamiento de la impotencia sexual

Afortunadamente, son muchas las opciones de tratamientos que existen en la actualidad para la impotencia sexual o disfunción eréctil, por lo que su diagnóstico oportuno por un médico especialista en Medicina sexual será lo ideal, ya que es el encargado de indicar el tratamiento a seguir para revertir esta situación.

El tratamiento de la impotencia sexual no dependerá de la causa que la esté generando; y quizá deba usar la combinación de varios tratamientos como medicamentos, terapias o procedimientos quirúrgicos para revertir esta disfunción.

Tratamiento Farmacológico

Los medicamentos más utilizados en el tratamiento de la impotencia sexual son los llamados inhibidores de la PDE-5 (fosfodiesterasa-5), son indicadas por el médico especialista y deben ser tomadas de 30 a 60 minutos antes de tener relaciones sexuales. Uno de estos medicamentos es el más conocido como Viagra o la píldora de color azul, pero existen otras opciones como:

  • Vardenafilo (Levitra)
  • Tadalafil (Cialis)
  • Avanafil (Stendra)

Es importante tener en cuenta que estos medicamentos solo se expenden con récipe médico y que si te encuentras tomando los medicamentos conocidos como nitratos, que son indicados para el tratamiento de un síndrome coronario agudo o insuficiencia cardíaca aguda y crónica, no debes tomar ningún inhibidor de la PDE5 (fosfodiesterasa-5). En este caso, lo ideal es que tu médico esté enterado de que te encuentras tomando estos medicamentos, él te indicará qué hacer.

Una vez que el médico prescriba alguno de estos medicamentos te describe los efectos secundarios a los que estarás expuesto con la toma de los mismos como son:

  • Enrojecimiento.
  • Trastornos visuales.
  • Pérdida de la audición.
  • Indigestión.
  • Dolor de cabeza.

También existen medicamentos intracavernosos, los cuales se aplican en el pene a través de una inyección, su aplicación no es dolorosa y su efectividad es mayor que los medicamentos orales. Se pueden usar combinaciones de uno o más vasodilatadores locales como la prostaglandina, la papaverina y la fentolamina. Estos medicamento también puede presentar algunos efectos adversos como son: 

  • Dolor en la erección.
  • Erecciones prolongadas o priapismos. 
  • Fibrosis en los cuerpos cavernosos.

Cambios en el estilo de vida

El médico de acuerdo a la situación en que se encuentre el paciente puede indicar perder peso haciendo cambios en su dieta o que se inicie en una rutina de ejercicios para que de esta manera se contribuya a mejorar la disfunción eréctil. Además de esto, el médico recomendará bajar el consumo de alcohol, drogas o dejar de fumar.

Terapia conductual

Si la disfunción eréctil es de origen psicológico, lo recomendable será acudir a una terapia conductual con un sexólogo por las sesiones que él considere necesarias donde se evaluará:

  • Si padeces de estrés o ansiedad.
  • Cuáles son tus sentimientos con respecto al sexo.
  • Si existe algún conflicto en tu subconsciente que te puede estar afectando tu bienestar sexual.
  • Realizar educación sexual. 
  • Potenciar habilidades sexuales que te ayuden a mejorar tu disfunción .

Bombas de vacío

Son dispositivos que actúan de forma mecánica para producir una erección. Se indican en los hombres que no quieren usar tratamiento farmacológico o que lo han usado y no les ha funcionado.

El uso de este dispositivo atrae sangre hacia el pene, lo que genera la erección. Se coloca un anillo elástico alrededor de la parte inferior del pene para mantenerlo erecto y se quita el tubo de vacío. Luego del sexo se quita el anillo para terminar con la erección. Este dispositivo se debe usar por máximo  30 minutos.

Tratamientos quirúrgicos: son varias las opciones que existen de tratamientos quirúrgicos en estos están incluidos los implantes de pene. Este procedimiento es realizado por un médico especialista en Urología que se encarga de insertar un aparato maleable o inflable en el pene. Mediante este procedimiento se puede ayudar a un paciente a lograr y mantener una erección cuando los tratamientos anteriormente revisados no surten el efecto deseado.

Este tipo de procedimiento es recomendado en caso de disfunción eréctil severa que  no ha respondido al tratamiento tradicional.

Los tratamientos quirúrgicos no son la primera opción en el tratamiento de la disfunción eréctil, sin embargo, en algunos casos los médicos recomiendan este procedimiento para reparar arterias y restaurar al igual que aumentar el flujo de sangre al pene.

A lo largo de este artículo, te has podido dar cuenta que la impotencia sexual o mejor conocida como disfunción eréctil se presenta cuando el hombre no puede tener o mantener una erección, esto es común que se presente producto de múltiples causas que van desde lo emocional como la depresión, ansiedad o en estrés, hasta lo físico debido a enfermedades crónicas como la diabetes, problemas cardiovasculares.

Un diagnóstico acertado y a tiempo, así como el inicio de un tratamiento de la mano de un médico especialista en salud sexual le brindará al que lo padece seguridad para afrontar el problema y así tener la confianza de que lo podrá superar.

Si te encuentras en esta situación, acude a una revisión con un especialista en salud sexual, él se encargará de hacer el diagnóstico e indicar el tratamiento que requiera para superar la impotencia sexual.

Esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda para esclarecer tus dudas con respecto a la disfunción eréctil y cómo superarla. Nos volvemos a encontrar en un próximo artículo.

¿Disfunción Eréctil? Haz el test gratuito y online

La disfunción eréctil es uno de los problemas sexuales más comunes en los hombres, se encuentra definida como la incapacidad de tener y mantener una erección. Desafortunadamente, los hombres ven esta situación como un mal, esto puede ocurrir por diferentes causas. Para su diagnóstico, hazte el test gratuito y online, una prueba que te dará resultados rápidos y seguros sobre si la padeces o no. Ante cualquier duda, también puedes consultar con un médico especialista en salud sexual. 

¡Hasta pronto!

Artículo avalado por Héctor Corredor, Médico Cirujano especialista en Urología con Maestría en Sexología Clínica, Director médico internacional en Boston Medical Group.

¿Quieres saber si tu vida sexual es satisfactoria?

Descubrelo con el siguiente test.

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta