¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

¿Cuándo deberías hacer un test de eyaculación precoz?

La eyaculación precoz no se determina necesariamente a partir del tiempo que un hombre tarda en eyacular ni con base en el nivel de satisfacción de la pareja. Estos son criterios subjetivos que, si bien dan una pauta, no bastan para hacer un diagnóstico definitivo. Existe un test que puede ser el primer paso para saber si se debe buscar ayuda profesional. ¿Cuándo deberías hacer un test de eyaculación precoz? Si sospechas que estás terminando demasiado rápido tus encuentros sexuales, tu pareja ha mencionado algo al respecto o te sientes insatisfecho con tu vida sexual, es posible que sí exista un problema que debes atender.

Primeros indicios

Para un hombre es muy difícil aceptar que tiene un problema de salud sexual. Especialmente en el caso de la eyaculación precoz, no existen señales tan claras como ocurre con la disfunción eréctil. Una persona con eyaculación prematura sí tiene erecciones y también llega al orgasmo. Sin embargo, hay una sensación constante de insatisfacción al no poder prolongar el coito de forma voluntaria, lo suficiente para que la pareja alcance el clímax. ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo saber si existe una patología? 

La importancia del test de eyaculación precoz

El test de eyaculación precoz que te presentaremos aquí, fue creado por los expertos en salud sexual masculina de Boston Medical Group basado en el índice internacional urológico (PEDT). Consta de 5 preguntas con respuestas de opción múltiple y abarcan un periodo de vida sexual de 6 meses. El test de eyaculación precoz es sumamente útil para ayudar a los hombres insatisfechos a dar el siguiente paso. Como pasa con todo lo relacionado al sexo, aún existen muchas barreras culturales y emocionales que impiden a un varón tomar la decisión de hablar, ya no digamos con un médico, sino hasta con su propia compañera.

Gracias a miles de estadísticas y estudios a nivel mundial, se sabe que la duración promedio de las relaciones sexuales es de 3 a 7 minutos para la penetración y 13 minutos si se consideran los juegos preliminares. Esto es sólo una media, ya que cada persona es diferente y las condiciones de cada encuentro varían según las costumbres, estilo de vida, momento del día o hasta del tiempo que se lleva con la pareja.

Un estudio denominado “La inteligencia erótica del mexicano” realizado por la agencia de investigación de mercados Q Solutions, aportó tres datos muy significativos en cuanto a cómo perciben los mexicanos las relaciones sexuales. Para ellos:

  • Desempeño sexual es lo mismo que duración de la erección.
  • Satisfacción sexual significa “que la pareja termine primero”
  • Placer sexual, se interpreta como llegar al propio orgasmo. 

Esto explica en parte la presión que sienten los hombres por satisfacer a una mujer. Desde luego que ese aspecto es muy importante, pero ¿y el placer de ellos? Habrá que considerar que los hombres participantes en dicho estudio, no presentaban ninguna anormalidad en sus prácticas sexuales.

¿Cómo detectar la eyaculación precoz?

Ya vimos que sí existe una referencia para el tiempo de latencia intravaginal en relaciones sexuales consideradas normales. ¿Qué es, entonces, lo que se considera anormal? 

Boston Medical Group proporciona datos interesantes al respecto:

  • Un buen porcentaje de los pacientes que sospechan de padecer eyaculación precoz, llegan a consulta impulsados por la pareja. 
  • Piensan que hay un problema porque la mayoría de las veces, llegan al clímax antes que la mujer. 
  • Casi siempre preguntan cuánto (tiempo) deberían durar en la cama para satisfacer a la pareja.
  • Se sienten insatisfechos en general con su vida sexual. Considerando que un hombre tarda en promedio 4 años en acudir con un médico especialista en salud sexual, deben llegar a un punto de insatisfacción tal, que ya se han visto afectados todos los demás aspectos de su vida.

Estos planteamientos de los pacientes no necesariamente indican que se padece eyaculación precoz. En primer lugar, debes saber que sí existe una media de tiempo para el coito considerado anormalmente corto: de 1 a 2 minutos a partir de la penetración. Esta es una de las preguntas más importantes en el test de eyaculación precoz. Sin embargo, la eyaculación prematura no se determina con base en minutos, sino que depende del control.

Así, la eyaculación precoz se define como la falta de control del impulso eyaculatorio, es decir, el hombre no puede evitar eyacular ante la mínima  estimulación, antes de desearlo o de haber satisfecho a la pareja. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Eyacular sin poder evitarlo antes de desearlo.
  • Eyacular ante el mínimo estímulo.
  • Eyacular antes de la penetración.
  • Eyacular inmediatamente después de penetrar.
  • Ha sido una constante a lo largo de toda la vida sexual del paciente.
  • Ha ocurrido más de una vez en los últimos seis meses.

Las causas de la eyaculación precoz se pueden clasificar en tres grandes grupos:

  1. Un importante porcentaje de los casos de eyaculación precoz se debe a aprendizajes defectuosos. Desde la adolescencia, el hombre aprendió a eyacular demasiado rápido y con una mínima estimulación. Si esto se vuelve un hábito, se repetirá en todos sus encuentros sexuales.
  2. Eyaculación precoz orgánica. Básicamente es por una combinación de factores como la hipersensibilidad en el glande y las alteraciones a nivel de algunos neurotransmisores a nivel cerebral. Las sensaciones en esta parte del pene son tan intensas, que la eyaculación se produce al menor contacto o tienen una incapacidad a nivel cerebral para controlar o demorar el inicio del reflejo eyaculatorio. En algunos casos, la falta de control eyaculatorio también puede estar asociado a la disfunción eréctil en cuyo caso se considera una eyaculación precoz secundaria.
  3. Eyaculación precoz psicológica. Ocurre cuando el paciente tiene demasiada ansiedad, miedo a fallar, nerviosismo ante un nuevo encuentro o bien, después de una larga abstinencia.

Por otra parte, se considera eyaculación precoz primaria o de por vida es aquella que ha estado presente desde la adolescencia y en la que el hombre nunca aprendió a controlar el reflejo eyaculatorio, es decir, eyacula prematuramente en todos sus encuentros sexuales. 

La eyaculación precoz secundaria o adquirida se refiere a los hombres que sí han sido capaces de controlar la eyaculación, pero repentinamente ya no pudieron hacerlo por problemas emocionales, estrés, inactividad sexual prolongada o un alto grado de excitación, entre otras causas.

¿Cuándo te deberías hacer un test de eyaculación precoz?

Controlar el impulso de eyacular es algo que se aprende. Desde que empezamos a explorar nuestro cuerpo en la preadolescencia, poco a poco vamos reconociendo las sensaciones que ocurren en cada parte de nuestro cuerpo. Si nos relajamos y nos concentramos en todo lo que sentimos, sin centrarnos sólo en el pene, será relativamente fácil identificar el momento en que vamos a eyacular. Ese instante previo a la explosión es el orgasmo, que culmina en la expulsión del semen.

El orgasmo y la eyaculación no son sinónimos como todo el mundo cree, son dos cosas diferentes. Ocurren  simultáneamente, pero cada uno responde a distintos mecanismos en el cuerpo. Es importante saberlo, ya que aquí está la clave para detener el impulso de eyacular cuando deseas prolongar el coito. Desafortunadamente, nadie nos enseña esto. En las primeras masturbaciones nos acostumbramos a hacerlo de prisa, a escondidas, con ansiedad y desde luego, no nos vamos a preocupar por identificar el momento justo en el que vamos a eyacular. Simplemente ocurre. Si nadie nos lo hace notar a lo largo de nuestra vida sexual ya con parejas, es muy probable que vayamos directo al camino de la eyaculación precoz.

En los hombres, la excitación sexual funciona como una escalera. Va subiendo de nivel hasta llegar a la fase que se conoce como meseta, éste es el peldaño anterior a la eyaculación. El objetivo de los tratamientos para la eyaculación precoz es que el paciente aprenda a identificar y mantenerse en la fase de meseta el tiempo suficiente para que la pareja alcance el orgasmo antes de que el reflejo de la eyaculación se dispare. 

Al conocer cómo funciona tu cuerpo, es fácil dominar los músculos que se deben contraer para detener la salida del semen, cómo ayudarse a través de la respiración o en qué momento uno debe hacer una pausa para cambiar de posición. Aprender a controlar todos estos aspectos, es la parte medular del tratamiento integral para la eyaculación precoz.

Según los expertos en salud sexual masculina, para abordar disfunciones sexuales como la eyaculación precoz, es absolutamente indispensable recibir el apoyo de un profesional, ya que la mayoría de las veces, las causas son múltiples, no sólo una que se solucione con una pastilla. El abordaje debe abarcar tanto los aspectos físicos como psicológicos.

Está comprobado que el tratamiento más efectivo es el que se basa en una estrategia que combine asesoramiento sexológico y médico, ya que será necesario indagar en el estado de salud físico del paciente, antecedentes de enfermedades preexistentes, hábitos de vida y estudios clínicos para poder medicar adecuadamente. Todas las recomendaciones de tratamiento tienen un alto índice de éxito si se cuenta con la disciplina y disposición del paciente para querer estar bien y se cuenta con el apoyo de verdaderos profesionales en uroandrología, psicología y sexología.

El resultado serán hombres felices, que consigan mantener relaciones sexuales más prolongadas y con mayor autoconfianza frente a la pareja.

En resumen, ¿cuándo te deberías hacer un test de eyaculación precoz? La respuesta es muy concreta: cuando las relaciones sexuales no están siendo satisfactorias para ti o tu pareja a causa de la duración de éstas.

Test de eyaculación precoz

Como ya mencionamos, este test está basado en el índice internacional urológico (PEDT). Consta de 5 preguntas básicas con varias respuestas posibles. Se debe seleccionar la opción que mejor describa la situación según la experiencia sexual en los últimos 6 meses. Hacer el test toma sólo unos minutos.

Para darte una idea, aquí tienes un ejemplo de las preguntas que deberías responder, siempre de la forma más honesta. Nadie te está juzgando, no se va a calificar tu desempeño y la información es 100% confidencial; se trata del tipo de preguntas que te haría el médico en una consulta.

  • ¿Eyaculas o has eyaculado, de forma involuntaria, en los juegos preliminares?
  • ¿Eyaculas o has eyaculado siempre o algunas veces, antes de intentar penetrar?
  • Durante la relación sexual, ¿eyaculas o has eyaculado al poco tiempo de penetrar?
  • ¿Has evitado algunos encuentros sexuales, por temor a no poder controlar la eyaculación?
  • ¿Consideras que tus parejas han tenido algún problema para llegar al orgasmo durante la penetración, aun siendo ellas orgásmicas?
  • ¿Varía el tiempo en el que eyaculas en función de la pareja sexual que tengas?
  • En general, ¿consideras que tiene problemas para controlar la eyaculación?

Si respondiste afirmativamente a más de una de estos cuestionamientos, te sugerimos que realices el test online y gratuito que podrás encontrar al finalizar la lectura de este artículo. 

¿Qué pasa si el test determina que tengo eyaculación precoz?

Lo primero, guardar la calma. La eyaculación precoz es una disfunción muy común, uno de cada tres hombres la padecen en todo el mundo, pero sólo una cuarta parte de ellos busca tratamiento profesional.

Si bien no es un problema grave de salud, sí puede afectar seriamente a nivel emocional y en tu relación de pareja. Incluso podría ser causa de infertilidad si no se consigue la eyaculación intravaginal.

La buena noticia es que las alternativas de tratamiento son amplias y muy eficaces. Además, la ciencia aporta cada vez más recursos para solucionar todo tipo de patologías sexuales. 

Otro dato que te animará a tomar acción es que la eyaculación precoz, una vez tratada, rara vez vuelve a presentarse.

No está de más recordarte que cuidar tu salud también es importante. Lleva una dieta balanceada, haz ejercicio y aléjate de las sustancias dañinas. Esto mantendrá tu organismo en buena condición. Trata de mantener el estrés bajo control; la ansiedad no es amiga del buen sexo. Habla con tu pareja, ella es el mejor acompañamiento que puedes tener en este proceso.

Recuerda que las relaciones sexuales no son una competencia de tiempo. Relájate y disfruta. Sexo es vida y tanto tú como tu pareja tienen la posibilidad de gozarla plenamente.

¡No te olvides de responder cada una de las preguntas del test sobre eyaculación precoz!

Artículo validado por Juan Manuel Martinez Preciado, Médico Cirujano con Maestría en Sexología clínica, integrante del grupo de dirección médica internacional Boston Medical Group.

¿Crees que tienes eyaculación precoz?

Descubre si puedes estar teniendo eyaculación precoz con este test

Nuestra prueba diagnóstica está basada en los test de los índices urológicos internacionales

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta