¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

Clínicas de urología. Los aliados de los hombres para curar los trastornos sexuales

Al igual que las mujeres van al ginecólogo una vez al año, los hombres deberían visitar al urólogo periódicamente, no sólo cuando se presenta un problema grave. Según los especialistas en salud sexual masculina de Boston Medical Group México, clínica líder en urología masculina, un hombre con disfunción eréctil, por ejemplo, tarda un promedio de cuatro años en buscar atención médica. Las clínicas de urología son los aliados de los hombres para curar los trastornos sexuales. Los hombres deben informarse, dejar a un lado la vergüenza o el miedo, y aprovechar esta opción para gozar de una vida sexual satisfactoria y completa.

Salud sexual

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como “un estado de bienestar físico, mental y social, que requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones íntimas, así como la posibilidad de tener experiencias placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.” Todos los seres humanos tenemos el derecho de disfrutar del sexo en plenitud.

Sin embargo, el alto porcentaje de hombres que padecen trastornos sexuales (53% de los hombres padecerá de disfunción eréctil en algún momento de su vida y que uno de cada tres, presenta eyaculación precoz), indica que la salud sexual se está viendo afectada por algo más que la edad. Factores como el estilo de vida, una salud deficiente antes de los 40 años, estrés, malos aprendizajes o adicciones a sustancias, han dado lugar a que problemas como la disfunción eréctil, eyaculación precoz o falta de deseo, se presenten a edades mucho más tempranas de lo que ocurría antes.

Los varones en general son más renuentes a ir al doctor que las mujeres. Acuden a una consulta hasta que se presenta alguna molestia fuerte o un síntoma que indique un problema grave.

De acuerdo con el sitio webconsultas, algunas de las razones más importantes para buscar consulta con un Urólogo, son:

  • Dolor o sangrado al orinar.
  • Excesivas ganas de orinar.
  • Aparición de un bulto.
  • Dolor en los testículos.
  • No poder concebir después de un año de intentarlo.
  • Verrugas en los genitales.
  • Dificultad para que salga la orina.
  • Eyaculaciones de poco volumen o nulas.
  • Comezón, enrojecimiento o ardor en los genitales.
  • Color u olor de la orina más fuerte o diferente de lo habitual.

Todos estos son problemas de salud visibles, molestos y que, sin duda, requieren atención inmediata. Pero, ¿dónde quedan las disfunciones sexuales?

Culturalmente, los hombres suelen tener una parte de machismo bastante arraigada. Muchos hombres -quizá la mayoría- se sienten incómodos ante la idea de que otro varón, aun tratándose de un urólogo, revise y toque sus partes nobles. No ven como algo normal u obligatorio la revisión de nuestros genitales y aparato reproductor como lo hacen las mujeres. Esta puede ser una de las razones por las cuales un hombre tarda tanto en ir a consulta. 

Falta mucha información. Los trastornos sexuales como la disfunción eréctil, pueden ser indicador de que existe un problema de salud más grave que no se ha diagnosticado, pero los hombres no lo saben. 

Cuando las relaciones sexuales no son satisfactorias debido a una patología, el equilibrio en todos los demás aspectos de la vida, se rompe y la pareja también se ve afectada. Explica el Dr. José Benítez, Director médico de Boston Medical Group, que los hombres acuden a una consulta con ellos “buscando ayuda profesional para recuperar el placer en las relaciones sexuales y el balance en todos los demás factores que afectan la vida del hombre.”

Esto indica que el principal detonador para acudir a una clínica de urología, puede ser el desequilibrio emocional que causan los trastornos sexuales, más que el trastorno en sí.

A pesar de que se ha incrementado el número de consultas a clínicas de urología, especialmente entre la población joven, para los hombres sigue siendo un freno el ver amenazada su masculinidad. Ante los problemas de erección o la eyaculación precoz, su primera opción es probar con remedios naturales, automedicación, productos milagro anunciados en tv o internet y hasta “alimentos afrodisíacos” que tal vez les devuelvan el poderío sexual. 

De acuerdo con información proporcionada por el urólogo de Boston Medical Group, el Dr. Jesse Jarrod Jiménez, las preguntas más frecuentes que hacen los pacientes mexicanos en una consulta, son:

  • La disfunción eréctil, ¿se cura?
  • ¿Puedo aumentar el tamaño y grosor de mi pene?
  • ¿El tratamiento de la disfunción eréctil es para toda la vida?
  • ¿La masturbación da cáncer?
  • Si me hago el Antígeno Prostático Específico, ¿ya con eso completé mi chequeo prostático?
  • Con los tratamientos actuales, ¿me voy a curar de la disfunción eréctil?
  • ¿La eyaculación precoz se cura?
  • ¿Qué tengo que hacer para dejar de padecer disfunción eréctil?

Estos datos confirman que la patología sexual más común por la cual los varones acuden a las clínicas de urología, es la disfunción eréctil, que afecta a hombres entre los 40 y los 70 años de edad en su mayoría, aunque se ha comprobado que los problemas de erección pueden ocurrir a cualquier edad. 

En segundo lugar, se encuentra la eyaculación precoz, aunque muchos hombres confunden esta disfunción con el deseo de “durar más”. De ahí que se recurra más a trucos encontrados en internet que a un tratamiento integral que incluye ejercicios, técnicas de entrenamiento para reaprender las fases de respuesta sexual, asesoría sexológica y en ocasiones, algún medicamento. Tal vez los hombres se animarían más a buscar tratamiento para la eyaculación prematura si supieran que, una vez superada, la eyaculación precoz rara vez vuelve a presentarse.

Llaman la atención dos temas enlistados por el Dr. Jarrod Jiménez: el deseo de aumentar el tamaño del pene y la preocupación por padecer cáncer.

El tamaño del pene es una preocupación constante de todos los hombres en todo el mundo. La cantidad de búsquedas sobre “pastillas para agrandar el pene” o “métodos para aumentar el tamaño y grosor del pene” son sorprendentes. 

Pero el alargamiento del pene no es una práctica recomendada por los expertos en salud sexual masculina (salvo en casos muy atípicos de amputaciones o la condición conocida como microfalosomía o micropene, cuando el pene en erección mide menos de 7 cm). El tamaño del pene no tiene relación alguna con la capacidad de mantener relaciones sexuales completas y satisfactorias. La razón por la que tantos hombres buscan agrandar el pene, más que una correcta funcionalidad, tiene que ver con la autopercepción, es decir, el problema está en la mente de la persona, no en la realidad. 

El cáncer de próstata puede ser otro motivo de consulta importante. Sin embargo, muchas veces los pacientes plantean estas afecciones al médico familiar o internista, quien seguramente derivará al paciente a un urólogo y oncólogo, antes que a una clínica de salud sexual masculina

Otros trastornos sexuales por los cuales acudir a una clínica de urología, son la ausencia de deseo sexual. La causa puede ser desde un bajo índice de testosterona (sea por hipogonadismo o por edad), hasta problemas emocionales que requieren terapia psicológica y asesoría sexual por parte de un experto, pasando por el consumo de medicamentos como antidepresivos, uso de drogas recreativas o alcohol, obesidad, enfermedades asociadas a la disfunción eréctil no detectadas, tedio, estrés, falta de atracción por la pareja, fatiga crónica, depresión, alguna disfunción sexual que no quiere enfrentarse o no se ha detectado, entre muchas otras. Ya sea por causas fisiológicas o emocionales, la solución a este problema se puede encontrar de la mano de expertos en la materia en una clínica de salud sexual masculina.

Y finalmente, la curvatura peneana o enfermedad de Peyronie, de origen genético o causada por algún traumatismo en el pene. Este padecimiento es más común de lo que se cree. 

Clínicas de urología: nuestros aliados para curar los trastornos sexuales

Decíamos al inicio que una de las barreras para acudir a una clínica de urología, es la falta de información. Es probable que se tenga una idea muy general de lo que hace un urólogo, pero no exactamente de cómo puede ayudar a solucionar trastornos sexuales.

Explica el Dr. J. Jarrod Jiménez: “el urólogo es un especialista encargado de dar tratamiento médico y quirúrgico del aparato urinario (riñones, uréteres, vejiga, próstata, uretra, pene) en hombres y mujeres, así como de los genitales masculinos. Es siempre motivo de duda si el urólogo atiende de igual forma a hombres y mujeres. Un ejemplo que nos ayuda a entender o aclarar esta confusión es ¿quién puede tratar los problemas renales o en la vejiga de la mujer? La respuesta es sin duda, el urólogo. Ahora bien, si la mujer llegara a padecer alguna enfermedad en sus genitales, le corresponde al ginecólogo dar solución, pues el urólogo trata al genital masculino.”

Cuando las necesidades del paciente masculino están relacionadas con la salud sexual más que con el aparato urinario, lo indicado, continúa el Dr. Jiménez, es buscar al urólogo. “El urólogo es el especialista encargado de dar tratamiento adecuado a este tipo de padecimientos, pero ofrece mayor soporte cuando además es especialista en andrología, es decir, uroandrólogo”.

El uroandrólogo es un médico urólogo especializado que puede solucionar trastornos sexuales masculinos como la disfunción eréctil, eyaculación precoz, baja de deseo sexual o enfermedad de Peyronie, estética genital masculina e infertilidad masculina, por mencionar los más comunes. 

Consideraciones finales

El mejor tratamiento es el que empieza con un diagnóstico correcto. Por eso, las clínicas de urología son los mejores aliados de los hombres para curar los trastornos sexuales. Pero debes asegurarte de que la clínica que elijas, cuente con la certificación, equipamiento médico y especialistas capacitados para atender cualquier problema relacionado con tu salud de forma ética, segura y profesional. 

Hoy existe una amplia gama de alternativas para solucionarlas. 

El tratamiento médico integral es fundamental para solucionar cualquier trastorno sexual. Boston Medical Group ofrece una amplia gama de soluciones como:

  • Diagnóstico y recomendación de tratamiento desde la primera consulta.
  • Asesoría sexológica. En unas cuantas sesiones, el sexólogo puede guiar al paciente y a su pareja a entender el problema, aplicar técnicas para mejorar su desempeño sexual, reaprender a conocer su cuerpo, comunicarse a un nivel más íntimo y a ampliar sus horizontes eróticos para mantener viva la llama.
  • Farmacoterapia intracavernosa. Una alternativa que ha probado ser sumamente exitosa en pacientes que no han respondido bien a los medicamentos orales, que por su avanzada edad o estado de salud, les conviene más un tratamiento de aplicación localizada (que actúa sólo en el pene) o con problemas permanentes como lesiones en la médula espinal o disfunción eréctil severa por una cirugía radical de próstata, por ejemplo. Este tratamiento se basa en fórmulas magistrales diseñadas específicamente para cada paciente.
  • Terapia de ondas de choque. Explica el urólogo Jorge Barba Villalobos, director médico de Boston Medical Group México: “los avances científicos nos han permitido incorporar nuevas terapias que complementan los tratamientos médicos. La terapia de ondas de choque es un tratamiento de primera línea para diversas disfunciones sexuales masculinas. Son ondas electroacústicas de baja energía que se desplazan a la velocidad del sonido. Su efecto radica en acelerar los procesos de curación en el organismo a través de la neovascularización, es decir, la regeneración de vasos sanguíneos creando un aumento de la circulación a nivel local y acelerando la autocuración de los tejidos. En nuestra especialidad, se usan para la disfunción eréctil de origen vascular y la curvatura peneana o Enfermedad de Peyronie.”
  • Tratamiento farmacológico oral.
  • Apoyo psicológico.
  • Asesorías nutricionales enfocadas en mejorar la salud sexual, así como asesoría médica integral para prevenir disfunciones sexuales a cualquier edad.

¡Hasta la próxima entrada!

Artículo validado por el Dr. Jesse Jarrod Jimenez, Médico Especialista en Cirugía General, Urología, Andrología y Medicina Sexual de Boston Medical Group en México, Monterrey. 

¿Quieres saber si tu vida sexual es satisfactoria?

Descubrelo con el siguiente test.

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta