¿Necesitas ayuda? Podemos ayudarte Haz click aquí

5 ejercicios infalibles para la eyaculación precoz

Para correr un maratón, ganar un torneo de fútbol o desarrollar músculo, es indispensable entrenar, ¿cierto? Para tratar la eyaculación precoz, también. Los ejercicios para eyaculación precoz son técnicas diseñadas por expertos que, en combinación con algunos medicamentos específicos, pueden devolver al paciente la capacidad de controlar la eyaculación y así, tener relaciones sexuales satisfactorias tanto para él como para su pareja. ¿Nos acompañas en este desarrollo del día?

¿Qué es la eyaculación precoz?

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la eyaculación precoz es la falta de control sobre el impulso de eyacular, es decir, se eyacula antes de lo deseado. En la mayoría de los casos, esto se debe a que el hombre no reconoce -ni domina- las etapas por las que atraviesa su cuerpo desde la excitación hasta llegar al orgasmo. 

Es por eso que los ejercicios son el tratamiento más efectivo para la eyaculación precoz, ya que te permitirán aprender a identificar las fases que van de la respuesta a los estímulos (excitación), a la eyaculación, así como las sensaciones que se experimentan antes del orgasmo.

La palabra clave aquí es “aprendizaje”. Los ejercicios para la eyaculación precoz son parte del entrenamiento que el cuerpo y la mente necesitan para aprender la forma en que éstos se comportan ante una relación sexual.

El “entrenador” o coach, debe ser un experto en salud sexual masculina, llámese urólogo, sexólogo y/o psicólogo. Él o ellos -en caso de requerir la intervención de varias disciplinas- serán quienes guíen al paciente paso a paso hasta completar el tratamiento, el cual, si bien no es tan inmediato como las soluciones disponibles para la disfunción eréctil, suele ser muy efectivo y por lo regular, con resultados permanentes. 

Al tratarse de conductas que han permanecido por años o bien, de un problema físico que pueda estar causando la eyaculación precoz -como hipersensibilidad en el glande-, es indispensable acudir con un médico calificado que haga un diagnóstico preciso, éste se determinará con base en los antecedentes de salud y comportamiento sexual del paciente. De lo contrario, es poco factible que se vean resultados o peor aún, el problema se agrave.   

Una vez que ha quedado clara la importancia de visitar al médico especialista, responderemos a la pregunta que seguramente te estás haciendo: ¿qué ejercicios para la eyaculación precoz son los más efectivos? Bueno, aquí te los mostramos. 

5 infalibles ejercicios para la eyaculación precoz

  1. Los infalibles Ejercicios de Kegel. El fortalecimiento del piso pélvico es fundamental para detener la eyaculación a voluntad. Estos ejercicios son efectivos para quienes padecen incontinencia urinaria; de la misma forma, sirven para identificar y fortalecer los músculos pubocoxígeos (perineo), encargados de activar o frenar la eyaculación. A mayor fuerza en el músculo pubocoxígeo, más control existirá en el momento del clímax.

Aquí tienes una breve explicación de cómo realizarlos.

Paso 1: Cuando estés orinando, trata de detener el chorro repentinamente. ¿Sientes ese músculo que se contrae para detener la orina? Ése es el perineo o músculo pubocoxígeo. Repite esta operación cada vez que vayas al baño, en poco tiempo dominarás cómo apretar y soltar.

Una vez localizado dicho músculo, haz el mismo ejercicio antes de eyacular. Poco a poco irás logrando manejar esta técnica y estarás listo para el paso 2.

Paso 2: Ya que sabes perfectamente dónde está el perineo, practica el siguiente ejercicio tantas veces al día como puedas, todos los días. Es muy fácil y te toma apenas unos minutos. Puedes hacerlo incluso en tu lugar de trabajo.

  • Sentado en un lugar cómodo y que no se deslice, separa ligeramente las piernas y con las manos sobre las rodillas, relajando la zona del piso pélvico.
  • Inclínate ligeramente hacia delante para separar la espalda del respaldo.
  • Aprieta (contracción) con fuerza el piso pélvico, como si trataras de contener la orina.
  • Mantén la contracción cinco segundos y después, relaja nuevamente los músculos. Ojo, no aprietes las piernas ni el recto, sólo los músculos pubocoxígeos.
  • Haz entre 15 y 30 repeticiones todos los días. 
  • También puedes hacer estos ejercicios recostado sobre el piso. La espalda pegada al suelo, las piernas ligeramente separadas y flexionadas, de manera que la planta del pie también esté completamente sobre el piso, sin que te resbales. Ahora, eleva la pelvis apretando el perineo por cinco segundos. Baja la pelvis y relaja. Haz unas 15 repeticiones, varias veces al día.

Para pasar a los siguientes ejercicios para la eyaculación precoz, es necesario que te relajes, abras la mente y los practiques sin ningún prejuicio, ya que sólo así podrás aprender a tener control sobre las fases de una relación sexual.

Imagina una escalera por la que vas subiendo. Cada escalón es un nivel de excitación más alto y en algún punto, en esta escalera hay un descanso, los expertos le llaman “meseta”. El objetivo de estos ejercicios es aprender a subir esa escalera para llegar a la cima o clímax, con un mayor control de impulsos, sensaciones y tiempo.

  1. Ejercicios de autoestimulación o masturbación en solitario. Así fue como aprendimos a experimentar el placer sexual. Probablemente, lo que no aprendió alguien que padece eyaculación precoz fue a tener control sobre las sensaciones. Eso es lo que este ejercicio enseña.

Algo importante: a partir de esta fase, debes alternar los ejercicios con medicamentos. ¿Cuál? El que te indique el médico, él te dirá cómo y cuándo usarlo. Normalmente se trata de fármacos que ayudan a reducir la sensibilidad y retardar el clímax. 

Ahora, en un lugar cómodo y donde puedas relajarte, sin ruidos, teléfonos o interrupciones, comienza a hacer lo que ya sabes: frotar suavemente el pene. Este es un ejercicio de atención. Trata de concentrarte en qué sientes y cómo poco a poco vas “subiendo por la escalera”, es decir, cómo el nivel de excitación va aumentando de grado. Cuando estés en la meseta, cerca de eyacular, ¡para! Respira. Retoma antes de que se baje la erección. Continúa sucesivamente, parando y continuando, 3 o 4 veces. Ahora déjate ir hasta el orgasmo. Si no lo logras las primeras veces, ten calma, es normal. Practica unas tres veces por semana hasta que domines la técnica, si no es así, no podrás pasar al siguiente ejercicio.

  1. Ejercicios de autoestimulación o masturbación en pareja. Si no la tienes, no te preocupes, puedes continuar solo. Si tienes pareja, es importante que ella te acompañe en el proceso desde el principio. Debes platicarle cuál es el problema y la solución que te está dado el médico. De hecho, sería bueno que ella te acompañe a la visita con el doctor, si es que tú te sientes cómodo.

El ejercicio es exactamente igual al anterior, pero quien te estimula es la pareja. Ojo: sin penetración ni juegos sexuales que les exciten mucho. Recuerda que esto se trata de identificar las fases de la escalera, lo que vas sintiendo paso a paso e ir mejorando tus tiempos. Tú le irás indicando cuándo debe parar y volver a arrancar.

Una vez que dominen esta etapa, vamos con el siguiente ejercicio.

  1. Ejercicios de penetración pasiva. ¿Qué es eso? La técnica de parada y arranque de los ejercicios anteriores, pero ahora con penetración. Se llama pasiva, porque en esta fase el trabajo lo hace ella, tú quietecito, flojito y cooperando, ¿ok? 

Empiecen con besos y caricias suaves, concéntrense en el placer, tóquense, pero nada de alocarse. Una vez que tu pene esté erecto, acuéstate boca arriba y ella sobre ti -sí, al revés no funciona- para realzar la penetración. Tú dile cómo moverse, pero sólo ella, tú quédate quieto. Cuando sientas que estás a punto de venirte, pídele que se detenga, pero no te salgas. ¿Hasta ahí vamos bien? Continúen así tres o cuatro veces. Después de eso, ya puedes eyacular.

Practiquen dos, tres veces por semana hasta que lo logren. Deben tener paciencia; por este tiempo tal vez ella no logre el orgasmo, pero recuerden que se trata de un tratamiento médico para superar la eyaculación precoz y que será en beneficio de ambos. 

Recuerda que no lo lograrás si no permaneces pasivo y no te concentras. Ya vendrá el tiempo de mayor disfrute, mientras, esto puede darle una estimulante variedad a su vida sexual y fortalecer los lazos de pareja.

Si después de 3 o 4 semanas, ya son expertos en esta fase, pasemos al quinto ejercicio.

  1. Ejercicios de penetración activa. Atención: este ejercicio siempre se realiza usando medicamentos. Ahora pueden adoptar la posición que deseen y los movimientos los vas a realizar tú.

Al igual que en la penetración pasiva, debes aplicar la técnica de “parada y arranque”. Muévete a tu ritmo y cuando sientas que vas a eyacular, paras, sin retirar el pene de la vagina. Hazlo así unas tres veces, después ya puedes eyacular. No olvides que debe ser con medicamento de por medio.

Estos 5 infalibles ejercicios para la eyaculación precoz han dado resultados comprobados en miles de pacientes. Sin duda a ti también te funcionarán siempre y cuando los lleves a cabo siguiendo las instrucciones de tu coach (médico y/o sexólogo), con disciplina, constancia y al pie de la letra. Verás que en un plazo razonablemente corto, los cambios serán notables.

No debes preocuparte si durante los ejercicios, eyaculas antes de lo que deseas, el tiempo de latencia intravaginal irá aumentando poco a poco.

Si tú y tu pareja lo desean, pueden mantener relaciones sexuales fuera de los ejercicios. Sin embargo, siempre deben hacerlo aplicando la medicación. Aunque ese sea un ejercicio más libre, no debes abandonar esta parte tan importante del tratamiento.

Otras prácticas que te pueden ayudar a controlar la ansiedad y el estrés que producen la eyaculación precoz, son el yoga o la meditación. Todo aquello que ayude a liberar tensión será benéfico para tu recuperación, excepto el alcohol o las drogas recreativas, por si lo estabas pensando.

Cuando se trata de disfunciones sexuales masculinas, debes saber que no hay curas milagrosas, quien te diga lo contrario, está muy mal informado o está tratando de estafarte. 

Conclusiones

Todo lleva un proceso y un tiempo, pero la recompensa es muy grande: una vida sexual más placentera para ti y tu pareja, mayor comunicación entre ustedes, más seguridad en ti mismo y sobre todo, poder disfrutar de la alegría que brinda el sexo.

Un hombre sexualmente satisfecho se siente lleno de vida, con ánimo para salir a enfrentar el mundo. Regresar a casa se vuelve un momento extraordinario en lugar de una mortificación.

Estos 5 infalibles ejercicios para la eyaculación precoz son los recomendados por ellos, ¿quién mejor para acompañarte en tu camino a una vida más feliz?

Para finalizar este artículo te invitamos a responder las preguntas del test online y gratuito sobre eyaculación precoz que puedes encontrar aquí debajo.

¡Muchas gracias por tu lectura!

Artículo validado por el Dr. Jesse Jarrod Jimenez, Médico Especialista en Cirugía General, Urología, Andrología y Medicina Sexual de Boston Medical Group en México, Monterrey. 

¿Crees que tienes eyaculación precoz?

Descubre si puedes estar teniendo eyaculación precoz con este test

Nuestra prueba diagnóstica está basada en los test de los índices urológicos internacionales

¡Conoce la respuesta en 2 minutos y resuelve tus dudas!

¿Necesitas ayuda?

Somos pioneros en ofrecer tratamientos para mejorar la salud sexual del hombre.

¡Resuelve tus dudas contactándote con nosotros totalmente gratis!

¡Da el paso más importante: el de tener una vida sexual plena!

Comparte esta información:
SALUD MASCULINA

¿Sabías que puedes conocer, ahora, si padeces alguna patología sexual masculina?

Realiza nuestro test y descubre la respuesta