Una terapia prometedora en estudio para los pacientes con disfunción eréctil inducida por diabetes

La disfunción eréctil es una complicación importante y frecuente en la diabetes mellitus. De hecho según diferentes estudios epidemiológicos, más del 50% de los pacientes con diabetes experimentan disfunción eréctil, casi tres veces más en comparación con los hombres sin diabetes. Por otro lado los hombres con diabetes son propensos a desarrollar disfunción eréctil de diez a quince años antes que el promedio de la población masculina general, y la severidad de la misma es mayor afectando significativamente a su calidad de vida. 

 

La disfunción eréctil inducida por diabetes surge de un proceso de enfermedad multifactorial que incluye alteraciones neuropáticas periféricas, disfunción del músculo liso y del endotelio cavernoso y también cambios hormonales. Dentro de los cambios fisiopatológicos inducidos por la diabetes, la disfunción endotelial tiene una participación muy importante dando como resultado una biodisponibilidad insuficiente de óxido nítrico, lo que podría disminuir la capacidad de respuesta a los inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5. Es por eso que en la disfunción eréctil asociada a diabetes los pacientes no responden tan bien a esta terapia –considerada de primera línea- en comparación con los hombres no diabéticos. Por lo tanto, la regeneración de un endotelio cavernoso funcional e integrado es una de las principales prioridades para mejorar la respuesta sexual en estos pacientes.

 

Estudios anteriores han demostrado que la proteína de unión al calcio S100A1 desempeña un papel importante en una amplia gama de funciones fisiológicas. La ausencia de S100A1 se asocia por ejemplo con disfunción endotelial, insuficiencia cardíaca e hipertensión arterial, aunque no se ha investigado si está asociada con disfunción eréctil inducida por diabetes.

 

Para ampliar el tema, consultamos un artículo publicado en el Journal of Sexual Medicine del año 2019 titulado La transferencia intracavernosa de genes S100A1 mediada por virus adenoasociados mejora la función eréctil en ratas diabéticas al promover la angiogénesis cavernosa por medio de la señalización VEGF-A / VEGFR2.

 

El objetivo del estudio fue explorar el efecto y los mecanismos subyacentes de S100A1 en la restauración de la función eréctil en un modelo de rata diabética tipo 1. 

 

Se utilizaron cuarenta y dos ratas macho Sprague-Dawley de ocho semanas de edad en el experimento. La diabetes fue inducida por una inyección intraperitoneal de estreptozotocina. Ocho semanas después de inducida la diabetes, se usó una prueba de apomorfina para evaluar la función de la erección en todas las ratas sobrevivientes. Las ratas que cumplían los criterios de erección del pene fueron marcadas como APO-positivas. De lo contrario, el resultado fue APO-negativo.

 

Se dividieron catorce ratas APO-negativas en dos grupos: ratas con disfunción eréctil inducida por diabetes tratadas con AAV-S100A1 y ratas con disfunción eréctil inducida por diabetes tratadas con proteína fluorescente verde mediada por AAV. La función eréctil se evaluó cuatro semanas después de la terapia génica.


Los resultados fueron bastante concluyentes: una sola inyección de S100A1 restableció significativamente la función eréctil en ratas diabéticas, en comparación con las tratadas con una inyección de AAV-GFP. Se observaron aumentos marcados en el óxido nítrico cavernoso y en los niveles de cGMP.

 

Los resultados de la investigación sugieren que el contenido endotelial se redujo en disfunción eréctil inducida por diabetes, mientras que la sobreexpresión de S100A1 podría restaurar en parte ese contenido. Considerando que los materiales genéticos exógenos se pueden inyectar directamente en el pene, y la circulación lenta en la estructura sinusoidal asegura una amplia distribución del vector inyectado, entonces el pene es un órgano conveniente para la terapia génica.

 

Si bien todavía no se han aplicado estas terapias en humanos, consideramos que puede ser un tratamiento prometedor para la disfunción eréctil inducida por diabetes y por lo tanto debe investigarse más a fondo en futuros estudios clínicos.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

 

Artículos relacionados

Cáncer de próstata

Cáncer de próstata: Rehabilitación sexual después del tratamiento

La salud sexual en los pacientes oncológicos

La salud sexual en los pacientes oncológicos

Uso de inyecciones intracavernosas en medicina sexual

Uso de inyecciones intracavernosas en medicina sexual

Una nueva alternativa para la disfunción eréctil

Una nueva alternativa para la disfunción eréctil

Deje un comentario