Microestructura anormal de sustancia blanca en el cerebro y eyaculación precoz

La eyaculación precoz primaria o de por vida es una disfunción sexual masculina frecuente, y se caracteriza por una eyaculación que siempre o casi siempre ocurre antes de -aproximadamente- un minuto de la penetración vaginal, desde el inicio de la actividad sexual.

 

En las últimas décadas se han considerado diferentes factores en la etiología de la eyaculación precoz, tanto desde el punto de vista médico como psicológico. Pero más recientemente encontramos una evidencia cada vez mayor de enfermedades genéticas y neurológicas. Por ejemplo los polimorfismos en el gen transportador de serotonina, los genes receptores de serotonina y el gen transportador de dopamina pueden contribuir a disminuir el tiempo de latencia de la eyaculación intravaginal. El uso de medicamentos serotoninérgicos y dopaminérgicos para el tratamiento clínico de la eyaculación precoz ha impulsado la investigación de las posibles anomalías del sistema nervioso central en estos pacientes. Cabe aclarar que la mayoría de estas hipótesis aún son especulativas.  


Actualmente se están utilizando cada vez más las técnicas de neuroimagen, que incluyen la tomografía por emisión de positrones y la resonancia magnética, para estudiar las bases neuroanatómicas de la conducta sexual humana tanto en personas sanas como en pacientes con disfunción sexual. En esa línea, varios estudios han evaluado directamente la estructura cerebral y la función cerebral espontánea de los pacientes con disfunción eréctil y eyaculación precoz, arrojando que los pacientes presentaron un mapa anormal de la sustancia gris y la sustancia blanca.


En relación con esta tendencia actual a estudiar los mecanismos neurobiológicos de la eyaculación precoz primaria, encontramos un artículo publicado en el Journal of Sexual Medicine en el 2018 titulado Microestructura anormal de sustancia blanca en pacientes con eyaculación precoz de por vida identificados por análisis estadístico espacial basado en la enfermedad. En el mismo se plantea el papel clave que desempeñan las regiones de sustancia blanca del cerebro en la comunicación de la información neuronal, y la posibilidad de cambios microestructurales en pacientes con eyaculación precoz de toda la vida.


La investigación estuvo enfocada en identificar las diferencias en la microestructura de la sustancia blanca comparando a los pacientes con eyaculación precoz primaria con los controles sanos, utilizando imágenes mediante tractografía por tensor de difusión.

 

Se reclutaron un total de sesenta y cuatro hombres adultos, la mitad de ellos pacientes con diagnóstico de eyaculación precoz de toda la vida no tratados, y la otra mitad controles sanos. La disfunción sexual se diagnosticó de acuerdo con las pautas de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual para el diagnóstico y tratamiento de la eyaculación precoz, y la Herramienta de Diagnóstico de Eyaculación Precoz (PEDT). El tiempo de latencia de la eyaculación intravaginal se determinó mediante un cronómetro, y fue menor a un minuto para cada uno de los pacientes con eyaculación precoz primaria.


En términos generales, el estudio proporciona nuevas pruebas que revelan anomalías microestructurales de la sustancia blanca en pacientes con eyaculación precoz primaria. Se evidenciaron aumentos generalizados en los valores de anisotropía fraccional y de difusividad axial en comparación con los controles, incluida la radiación talámica posterior derecha, la corona radial posterior, la extremidad posterior bilateral de la cápsula interna, la corona radial superior y la cápsula externa. Además, la anisotropía fraccional en la radiación talámica posterior derecha se correlacionó positivamente con la puntuación de la Herramienta de Diagnóstico de la Eyaculación Precoz en pacientes con eyaculación precoz primaria.

 

Estos datos respaldan que los cambios microestructurales en la radiación talámica, la radiación de la corona y la cápsula interna pueden reflejar una transmisión sensorial anormal relacionada con la estimulación sexual que explicaría la hipersensibilidad del pene, una causa frecuentemente mencionada en la eyaculación precoz.

 

Este y otros estudios sugieren que los parámetros anormales de tractografía por tensor de difusión pueden reflejar los cambios en las funciones fisiológicas de las fibras nerviosas, causando anomalías en la conducción nerviosa central. Tomados en conjunto con los hallazgos de un procesamiento sensorial más rápido en pacientes con eyaculación precoz primaria, los estudios sugieren que los cambios microestructurales de las fibras ascendentes en el nivel supraespinal pueden contribuir al procesamiento sensorial rápido característico de esta disfunción.

En conclusión, el estudio reveló anomalías microestructurales de la sustancia blanca en pacientes con eyaculación precoz primaria, principalmente en las vías neurológicas que conectan a la corteza cerebral con el tálamo. Estos hallazgos proporcionan nuevos datos sobre los mecanismo neurológicos de la eyaculación precoz de toda la vida. Es importante profundizar esta línea de investigación con otros estudios y analizar sus implicaciones para el tratamiento médico de los pacientes.  

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Orgasmo en las mujeres

Las dificultades del orgasmo en las mujeres

disfunciones sexuales femeninas y medicamentos

Disfunciones sexuales femeninas y medicamentos

satisfacción sexual femenina

Intimidad emocional y satisfacción sexual femenina

Disfunción sexual femenina

Disfunción sexual femenina: Causas psicológicas y sociales

Excitación y orgasmo de la mujer

Excitación y orgasmo de la mujer

músculos del piso pélvico y disfunción sexual

Músculos del piso pélvico y disfunción sexual

Deje un comentario