Tratamientos para la Diabetes y sexualidad

Como ya lo hemos comentado en artículos anteriores, la disfunción eréctil es una complicación muy frecuente en pacientes con diabetes mellitus (DM). Además, la disminución de la libido y disfunción orgásmica se asocian comúnmente con la disfunción eréctil en pacientes con DM tipo 2. Sabemos que el deseo sexual está regulados por las hormonas sexuales y afectado por factores psicológicos y enfermedades metabólicas como DM.

La DM tipo 2 es un trastorno endócrino que representa el 90% de los casos de diabetes. Estudios recientes demostraron que los hombres con DM tipo 2 tienen bajos niveles de testosterona que causan bajo deseo sexual y disfunción eréctil.

De hecho los pacientes con disfunción eréctil inducida por la diabetes y con baja testosterona responden débilmente al sildenafil, y el tratamiento recomendado es la terapia de reemplazo de testosterona.

Por otro lado, los hombres con DM tipo 2 tienden al hipogonadismo y al alto índice de masa corporal (IMC), ya que existe una correlación inversa entre la testosterona libre o total con el IMC elevado. Además, la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG) es baja en pacientes con DM tipo 2, con y sin obesidad.

Muchos estudios longitudinales demostraron que los hombres con bajos niveles de testosterona están en mayor riesgo de desarrollar DM tipo 2, ya que los niveles de testosterona libre están inversamente relacionados con la resistencia a la insulina.

Pasando a los tratamientos para pacientes diabéticos, la metformina es un agente que aumenta la sensibilidad a la insulina pero reduce los niveles de testosterona, mientras que la sulfonilurea restaura los niveles séricos de testosterona en pacientes con DM tipo 2.

¿Cuál es entonces el tratamiento más recomendable si pensamos en la salud sexual del paciente?

Así llegamos a un estudio publicado en el 2016 en el Journal of Clinical and Diagnostic Research, titulado Disfunción eréctil y baja frecuencia sexual en hombres con DM tipo 2: el rol potencial de la farmacoterapia en la diabetes.

El artículo presenta un interesante estudio cuyo objetivo fue evaluar la disfunción eréctil y el deseo sexual en relación con los niveles séricos de testosterona en la DM tipo 2, y también examinar el papel potencial de la farmacoterapia diabética sobre estos cambios: metformina versus sulfonilurea (glibenclamida).

En este estudio transversal se incluyeron 64 pacientes con DM tipo 2, y según los tipos de tratamiento se dividieron en tres grupos. Grupo A, 34 pacientes tratados con metformina. Grupo B, 30 pacientes tratados con sulfonilurea. Grupo C, 27 hombres no diabéticos tomados como control. Se comparó la testosterona total (TT), la testosterona libre (FT), el índice androgénico libre (FAI), la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG), el perfil lipídico y los parámetros antropométricos (peso, talla, IMC y volumen mamario).

 Los resultados generales arrojan lo siguiente:

  • El estudio demostró que los hombres con DM tipo 2 presentan bajos niveles de testosterona en comparación con los hombres sanos del grupo de control.
  • Los niveles séricos totales de testosterona (TT) y la testosterona libre (FT) fueron altos en pacientes tratados con sulfonilurea en comparación con pacientes tratados con metformina.
  • De forma similar, los niveles de SHBG fueron significativamente mayores en pacientes tratados con sulfonilurea en comparación con metformina.
  • La FAI también fue significativamente mayor en los pacientes tratados con sulfonilurea en comparación con los pacientes tratados con metformina.
  • Las puntuaciones de la prueba Sexual Health Inventory for Men (SHIM) fueron significativamente mayores en los pacientes tratados con sulfonilurea en comparación con los pacientes tratados con metformina.

En resumen, existe evidencia de que la metformina conduce a una reducción significativa de los niveles de testosterona, disminuyendo el deseo sexual e induciendo la disfunción eréctil, mientras que la sulfonilurea conduce a una mejora significativa en los niveles de testosterona, el deseo sexual y la función eréctil.

Es fundamental entonces que el médico tratante maneje esta información para tomar las decisiones adecuadas en el manejo farmacológico de los pacientes hombres con DM tipo 2.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

diabetes y disfunción eréctil

La diabetes y la disfunción eréctil

La nueva esperanza para los pacientes diabéticos con disfunción eréctil

La nueva esperanza para los pacientes diabéticos con disfunción eréctil

Alimentación y testosterona

Alimentación y testosterona

Tratamiento de la deficiencia de testosterona

Diagnóstico y tratamiento de la deficiencia de testosterona

Deje un comentario