Satisfacción sexual y calidad de vida: una relación estrecha

Desde el sentido común, podríamos pensar sin dudarlo que la satisfacción sexual tiene un impacto positivo en la calidad de vida. Y también es lógico otro razonamiento: cuando tenemos dificultades en la sexualidad (disfunciones o trastornos sexuales) empiezan a afectarse diferentes órdenes de nuestra existencia: estado de ánimo, salud física, relaciones sociales, vínculo de pareja, rendimiento laboral.

Desde los sistemas de salud, se presta atención a diferentes condiciones médicas que afectan notoriamente a la sexualidad de los pacientes: diabetes, hipertensión arterial, enfermedad coronaria, trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo (como la depresión o el trastorno bipolar), entre tantos otros. Y no solo las patologías, sino también varias de las alternativas de tratamiento inhiben la respuesta sexual de hombres y mujeres. A pesar de esas evidencias, la sexualidad sigue sin ser un tema prioritario, más allá de que algunos expertos como el reconocido Dr. Laumann hayan manifestado que la disfunción sexual es una importante preocupación de salud pública.

Afortunadamente desde la ciencia contamos con varios estudios que respaldan estas aseveraciones, en principio intuitivas, y nos permiten sensibilizar a profesionales de la salud y pacientes acerca de la relación de ida y vuelta entre la satisfacción sexual y la calidad de vida. Encontramos un artículo publicado en el 2016 en una de las principales fuentes que consultamos para escribir este blog de salud sexual masculina, el Journal of Sexual Medicine. Se titula la satisfacción sexual y la importancia de la salud sexual en la calidad de vida a través del curso de la vida en adultos norteamericanos.

Los investigadores se propusieron averiguar la relación que establecen 3.515 adultos norteamericanos entre la satisfacción sexual y la calidad de vida, además de medir el nivel de satisfacción con su vida sexual. Para eso utilizaron un test de una sola pregunta con cinco opciones de respuesta: «¿Qué importancia tiene la salud sexual en su calidad de vida?», ante lo que los pacientes podían responder desde «Nada importante» hasta «Muy importante». Por otro lado se utilizó un instrumento bastante más complejo para medir la satisfacción con la vida sexual en los últimos 30 días, es la PROMIS SexFS.

Los resultados reflejan diferencias significativas según el sexo, la edad, la raza y la condición de salud.

  • En términos generales, el 62.2 % de los hombres y el 42.8% de las mujeres indicaron que la satisfacción sexual tiene una alta importancia en su calidad de vida.
  • La sexualidad fue calificada como más importante por los hombres y mujeres sexualmente activos, en comparación con quienes tienen una menor frecuencia sexual.
  • Las personas entre los 30 y los 40 años de edad calificaron a la satisfacción sexual como un factor más importante en su calidad de vida.
  • Los hombres hispanos y latinos tendían a una mayor calificación en la primera escala administrada.
  • Las personas con un mejor estado de salud general consideraron como más importante a la sexualidad.
  • Algunas condiciones de salud fueron reportadas como más desfavorables para la función sexual: la hipertensión arterial para las mujeres, y los trastornos de ansiedad y depresión para los hombres.

Si bien es necesario hacer estudios similares en América Latina y diseñar un instrumento más completo que relacione la satisfacción sexual con la calidad de vida, podemos concluir que es fundamental que los profesionales –médicos y psicólogos en particular- consideren a la sexualidad como un aspecto a evaluar. Si es necesario intervenir, las clínicas y hospitales deberían tener sus especialistas –sexólogos clínicos o clínicas especializadas- a quienes referir. Además, y considerando todo lo dicho anteriormente, los tratamientos de las enfermedades médicas y psicológicas deberían contemplar el impacto que provocan en la salud sexual, atenuándolo lo máximo posible.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Antidepresivos y disfunción eréctil

Antidepresivos y disfunciones sexuales

Escala del placer sexual

Escala del placer sexual

diabetes y disfunción eréctil

La diabetes y la disfunción eréctil

Deje un comentario