¿Qué ocurre en nuestro cerebro cuando nos excitamos?

Existen realmente pocos estudios que examinen los correlatos neurológicos de la excitación genital, y la mayoría se han centrado en los hombres. Entonces es interesante ampliar el rumbo de la investigación y también analizar las diferencias en la respuesta sexual, en este caso de excitación, entre hombres y mujeres. Por ejemplo un metanálisis cuantitativo reciente de Poeppl, apuntó a fuertes diferencias en el procesamiento neuronal de los estímulos sexuales en hombres y mujeres heterosexuales.

En estos tiempos en los que la neurobiología está en auge y se están haciendo cada vez más trabajos que relacionan sexualidad y cerebro, pensamos que analizar lo que pasa desde el punto de vista neurológico mientras experimentamos excitación genital es algo interesante y que serviría para clarificar algunas ideas falsas sobre el tema.

La mayoría de los estudios científicos al respecto han correlacionado las mediciones subjetivas de la excitación sexual con medidas neuronales. Aunque esta es una estrategia razonable, ignora el componente genital de la excitación. Por otro lado, los estudios que compararon la respuesta genital de hombres y mujeres utilizaron diferentes instrumentos para cada género, entonces se dificulta la interpretación de los datos. El desarrollo de la termografía ha proporcionado recientemente una solución potencial para este problema, de hecho Kukkonen y su equipo demostraron que es una medida fisiológica periférica confiable y válida de la excitación sexual. La termografía proporciona una medición continua de la temperatura genital que refleja cambios en el flujo sanguíneo, el principal indicador de excitación.

Para profundizar en la cuestión, encontramos un artículo en el Journal of Sexual Medicine publicado en el 2017, titulado ¿Qué tan calientes son? Correlatos neuronales de la excitación genital: un estudio de termografía infrarroja y de resonancia magnética funcional de la excitación sexual en hombres y mujeres. Allí se presenta precisamente una investigación de los correlatos neuronales de la excitación sexual fisiológica periférica, utilizando una metodología idéntica para hombres y mujeres.

La metodología se basó en la organización de dos grupos (veinte hombres y veinte mujeres), todos heterosexuales y sin trastornos en la excitación, con capacidad para excitarse con imágenes eróticas. Los participantes vieron clips de películas eróticas y de humor, mientras que la temperatura genital se midió continuamente por termografía infrarroja. Los hombres y mujeres, sujetos del estudio, también evaluaron continuamente los cambios en su excitación subjetiva, y respondieron preguntas sobre su gusto por las películas y el deseo de estimulación sexual. La actividad cerebral, indicada por la respuesta dependiente del nivel de oxígeno en sangre (BOLD), se midió utilizando imágenes de resonancia magnética funcional.

Los video eróticos incluyeron la interacción sexual entre hombres y mujeres como besos, felaciones, cunnilingus y relaciones pene-vagina. Los mismos estímulos eróticos se usaron para los participantes masculinos y femeninos. Se obtuvieron los videos humorísticos de episodios de Modern Family, constituyendo un estímulo neutral, lo que es muy importante para verificar la respuesta diferencial ante el estímulo erótico. Se utilizó una cámara de imagen térmica para controlar la temperatura genital durante la sesión.

Pasemos a las conclusiones

  • Los hallazgos muestran que las regiones cerebrales activadas durante la excitación sexual en las mujeres son bastante similares a las activadas en los hombres. En línea con estudios previos, estos datos parecen resaltar la existencia de similitudes entre hombres y mujeres en el procesamiento cognitivo de estímulos sexuales.
  • Además de las regiones comunes, los datos para mujeres muestran una activación cerebral más amplia.
  • El hallazgo de que las mujeres tenían correlaciones cerebro-genitales más fuertes en múltiples regiones cerebrales fue inesperado y contraintuitivo. De hecho la mayoría de las investigaciones previas sugirieron que las correlaciones entre la respuesta genital y la excitación subjetiva son más fuertes para los hombres.
  • Este es un hallazgo particularmente interesante en la medida en que los estímulos sexuales en este estudio fueron exclusivamente visuales, algo que desde el sentido común y la investigación científica se asocia más con la excitación y el comportamiento sexual de los hombres.

Seguramente necesitamos más evidencia y estudios con más participantes y diferentes estímulos sexuales. Pero al menos es un comienzo para pensar que la respuesta sexual de la mujer es más compleja, extendida, intensa y visual de lo que pensamos.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Neuroimagen del amor

Neuroimagen del amor

Escala del placer sexual

Escala del placer sexual

Orgasmo en las mujeres

Las dificultades del orgasmo en las mujeres

Excitación y orgasmo de la mujer

Excitación y orgasmo de la mujer

Deje un comentario