Los triglicéridos y la disfunción eréctil

Entre las diferentes rutinas o protocolos de atención médica al atender a un paciente con disfunción eréctil, se piden una serie de estudios de laboratorio, independientemente de la edad del hombre y de la gravedad del problema. Dentro de esos valores, siempre están los triglicéridos, un tipo de grasa presente en la sangre.

La pregunta es, ¿qué tanto pueden afectar los valores elevados de triglicéridos en la función sexual, y qué otras consecuencias negativas podrían tener?

Así es que llegamos a un artículo publicado en el 2016 en el Journal of Sexual Medicine: Triglicéridos altos predicen disfunción eréctil arteriogénica e importantes eventos cardiovasculares adversos en sujetos con disfunción sexual. El nombre del trabajo encierra en sí mismo una afirmación bastante concluyente.

De por sí ya conocemos varias investigaciones que coinciden en que la hipertrigliceridemia está presente en un 15 a 21% de pacientes con disfunción eréctil. Sin embargo, no se ha demostrado que sea causa de otros problemas sexuales, como por ejemplo la pérdida del deseo o los trastornos del orgasmo o la eyaculación.

La muestra sobre la que se estudió esta relación entre triglicéridos, disfunción eréctil y eventos cardiovasculares adversos fue de 3.990 hombres que se atendieron entre los años 2000 y 2015 en una clínica especializada en el tratamiento de disfunciones sexuales situada en Florencia (Italia). Una cantidad de casos lo suficientemente importante como para sacar conclusiones sólidas. A los pacientes se les realizaron diferentes estudios de laboratorio, evaluación psicológica, exámenes físicos y también se les practicó un doppler color del pene, además de una entrevista con instrumentos específicos para medir disfunción eréctil (Androtest y Entrevista Estructurada sobre Disfunción Eréctil).

Los resultados arrojaron que en los hombres con niveles altos de triglicéridos la disfunción eréctil se relacionaba más con causas de tipo arterial, presentando deterioro en el flujo de sangre hacia el pene. También se encontró mayor riesgo de eventos cardiovasculares adversos y de hipogonadismo.

Este estudio, así como otros realizados en diferentes institutos y universidades, no solo remarcan la importancia de pedir estos análisis de triglicéridos en los pacientes que nos consultan, sino también de tratar médicamente sus niveles elevados con fármacos específicos, dieta y ejercicio regular.

En casos de pacientes fumadores o dependientes del alcohol, también es necesario realizar tratamientos con el objetivo de eliminar esos hábitos nocivos.


Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

testosterona

Testosterona y riesgo cardiovascular: ¿mito o realidad?

¿Los problemas sexuales son frecuentes?

¿Los problemas sexuales son frecuentes?

Erección débil

Erección débil durante la masturbación puede indicar riesgo cardiovascular

Disfunción eréctil y calidad de vida

¿Cómo establecer el impacto psicológico de la disfunción eréctil en su calidad de vida?

Deje un comentario