Cuando una persona, sea hombre o mujer, percibe algunas dificultades en su respuesta sexual, tiende a pensar que sus problemas sexuales son raros o poco frecuentes. Esa creencia genera un sentimiento de malestar que profundiza el problema. Sin embargo, los estudios científicos arrojan cifras contundentes que van en una línea totalmente opuesta al sentido común.

Uno de los artículos más interesantes al respecto se publicó en el 2015 en el Journal of Sexual Medicine, y es una revisión realizada por los miembros del Comité de la Cuarta Consulta Internacional de Medicina Sexual. Ellos recopilaron estudios epidemiológicos desde el 2009 en adelante, que incluyen cifras de incidencia y prevalencia de disfunciones sexuales masculinas y femeninas.

En general contamos con más estudios referentes a los problemas sexuales masculinos, particularmente disfunción eréctil y eyaculación precoz. No encontramos tanta información relacionada con la pérdida del deseo en hombres, un motivo de consulta que ha crecido en los últimos años. Y hay menos datos relacionados con disfunciones sexuales femeninas, aunque sin embargo los investigadores se han dedicado más al tema en tiempos recientes.

Las cifras varían bastante según la metodología utilizada, los instrumentos de evaluación, los criterios para el diagnóstico, el país, la edad y la cultura. Sin embargo, podemos realizar algunas conclusiones generales.

  • Como decía anteriormente, las disfunciones de la vida sexual son mucho más comunes de lo que la mayoría de las personas creen.
  • Los números indican que no hay una gran diferencia entre la población masculina y la femenina afectada por los problemas en su sexualidad. Entre el 40 y el 50% de las mujeres indican padecer un problema sexual, independientemente de su edad. En los hombres, los porcentajes son similares, aunque sí es diferente la fase de la respuesta sexual más afectada de acuerdo al género.
  • En las mujeres, el problema sexual más común es el deseo sexual hipoactivo –pérdida del deseo-. Por poner solo un ejemplo, un estudio a gran escala realizado en Norteamérica arrojó que el 39% de las mujeres encuestadas, cuyo rango de edad iba de los 18 a los 102 años, presentaban un deseo sexual disminuido, en segundo lugar aparece la anorgasmia, y aquí los datos de prevalencia van desde el 16 al 25% de las mujeres con este problema, según estudios realizados en Australia, Suecia, Estados Unidos y Canadá. 
  • En los hombres la eyaculación precoz es uno de los dos problemas más prevalentes. En este caso la principal dificultad para establecer qué porcentaje de hombres la padecen, es lograr una definición consensuada. Haciendo esta salvedad, los estudios revisados presentan unas estadísticas que van desde el 8 al 30% de los hombres con problemas de control de la eyaculación, de lo cual podríamos concluir que un promedio de uno de cada cinco presentan este trastorno. El siguiente problema sexual más común en hombres es la disfunción eréctil, que además presenta variaciones significativas de acuerdo a la edad. Uno de los estudios más reconocidos es el de Rosen, realizado en Estados Unidos y seis países de Europa, que divide los resultados en tres décadas, entre los 50 y los 80 años de edad. La diferencia es concluyente: 31, 55 y 76% de disfunción eréctil respectivamente, lo que demuestra el impacto del envejecimiento en la función sexual masculina.

Alguna vez escuché en un congreso de Sexología a un muy reconocido experto, el Dr. Francisco Cabello de España, quien decía que los problemas sexuales son como las caries: en algún momento de la vida usted los puede tener. Entonces, siguiendo este concepto, es importante quitarnos los prejuicios de encima y asumir que es humano padecer estas dificultades, así como aceptar la necesidad de pedir ayuda a los especialistas que saben acerca de su manejo.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Disfunción eréctil

Disfunción eréctil, percepción de la pareja

Disfunción eréctil

¿Cómo establecer el impacto psicológico de la disfunción eréctil en su calidad de vida?

Salud sexual masculina

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Deje un comentario