Factores del estilo de vida y eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los principales motivos de consulta en la clínica sexológica, y sabemos que afecta entre un 20 y un 30 por ciento de la población masculina. Por eso es un tema que ya tratamos y seguiremos abordando en este blog de salud sexual. Sus causas han sido estudiadas, y a veces simplificadas o reducidas a la ansiedad por el rendimiento, los malos hábitos de masturbación o incluso el resentimiento consciente o inconsciente hacia la mujer. Sin embargo, desde la ciencia se siguen buscando otras explicaciones que nos permitan a su vez encontrar soluciones más eficaces.

Dentro de los diferentes factores que se están estudiando, aparecen es escena aquellos relacionados con el estilo de vida del paciente. Encontramos un artículo científico publicado en el 2016 en el Journal of Sexual Medicine, una de nuestras principales fuentes de estudios y referencia para los médicos sexólogos de todo el mundo. Su título es Factores del estilo de vida y eyaculación prematura: ¿están el ejercicio físico, el consumo de alcohol y el índice de masa corporal asociados con la eyaculación precoz y problemas comórbidos con la erección? En el mismo, y tal como sugiere el nombre, se busca la relación entre estos tres factores clave del estilo de vida y las disfunciones sexuales masculinas más frecuentes: eyaculación precoz, y disfunción eréctil asociada a la misma.

Desde el punto de vista metodológico el estudio es simple: se tomaron dos muestras de hombres finlandeses, uno de los grupos compuesto por población general masculina, y el otro por hombres a quienes se les diagnosticó eyaculación precoz. En este caso, se excluyó a los pacientes que estaban en tratamiento con antidepresivos o cualquier otro medicamento que alterara los tiempos de su eyaculación. Les aplicaron varios tests autoadministrados que evaluaron su función sexual y sus hábitos de vida: Indicadores Múltiples de Eyaculación Prematura, Índice Internacional de la Función Eréctil-5, Test de Identificación de Trastornos en el Consumo de Alcohol y Cuestionario de Ejercicio en el Tiempo Libre de Godin. Se calculó el índice de masa corporal a través del reporte que hizo cada paciente sobre su peso y estatura. Estas son las conclusiones:

  • La observación más evidente y destacada es que los individuos del grupo diagnosticado con eyaculación precoz estaban menos inclinados a practicar ejercicio físico, en relación con el grupo de población general.
  • En los hombres de edad más avanzada, era más notable la relación entre el sedentarismo y la disfunción sexual.
  • Una posible explicación de esta asociación es que el ejercicio físico reduce la ansiedad y mejora la autoestima. Considerando que los pacientes con eyaculación precoz y disfunción eréctil presentan comúnmente baja autoestima y alta ansiedad por el rendimiento, los resultados del estudio tienen su lógica. El ejercicio físico también modula la neurotransmisión serotoninérgica, relacionada con el reflejo de la eyaculación.
  • A pesar de que diferentes estudios consideran que el alcohol y el sobrepeso son factores de riesgo de disfunción sexual masculina (en particular disfunción eréctil), no se encontraron diferencias significativas en el índice de masa corporal ni en el consumo de alcohol entre los grupos.

Es necesario entonces realizar estudios en otras culturas y con una muestra mayor de participantes, para corroborar la relación entre la práctica del ejercicio físico y la mejoría de los síntomas de eyaculación precoz. Así podremos incluir la actividad física monitoreada en el plan de tratamiento e incorporar al médico deportólogo como parte del equipo multidisciplinario.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

eyaculación precoz, mitos y verdades

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

Erección débil

Erección débil durante la masturbación puede indicar riesgo cardiovascular

Antidepresivos y disfunción eréctil

Antidepresivos y disfunciones sexuales

Deje un comentario