La salud sexual en los pacientes oncológicos

El cáncer es una enfermedad asociada con el sufrimiento físico y psicológico, y también con la muerte. La prioridad de los médicos y de los sistemas de salud es reducir el sufrimiento, preservar la vida y mejorar su calidad. Pero lamentablemente es muy común olvidarnos de que hombres y mujeres con diagnóstico de cáncer, también tienen una sexualidad que de hecho suele verse afectada por la misma enfermedad y sus diferentes tratamientos. Por otro lado, es importante destacar que algunos beneficios de la satisfacción sexual también son favorables para el proceso de estos pacientes, por ejemplo el estado de ánimo positivo, el reforzamiento del sistema inmunológico y el alivio de los dolores físicos, entre otros.

Por eso, la discusión y el abordaje acerca de la sexualidad de los pacientes con cáncer debería formar parte de los procedimientos rutinarios de los proveedores de atención médica. Esa afirmación está sustentada en un artículo publicado en el 2016 en el Journal of Sexual Medicine cuyo título es Discusión de los pacientes acerca de la salud sexual con los proveedores de atención médica después del cáncer. Allí se exponen y analizan los resultados de la Encuesta Nacional Francesa del 2012 que incluyó una muestra de doce sitios de atención del cáncer, abarcando a 4.349 adultos entre 18 y 82 años de edad. Estos pacientes sobrevivieron al cáncer dos años después del diagnóstico. El estudio indagó en algunos aspectos básicos como sexo, edad, tipo de cáncer, relación con el sistema de atención de la salud, tipo de centro en el cual se le prestó atención (público, privado, especializado) y búsqueda adicional de información. Para tener una medición o indicador de problemas sexuales, se administraron seis ítems de la Escala de Relaciones y Sexualidad a casi la mitad de la muestra de pacientes. Los resultados obtenidos se clasificaban en tres opciones posibles: sin deterioro de la función sexual, con deterioro moderado o con deterioro grave.

En la encuesta se evaluó el nivel de discusión sobre la sexualidad entre los pacientes y sus médicos. Para eso se realizó la pregunta: “Desde el diagnóstico de cáncer, ¿ha hablado de su salud sexual con personas que le prestan atención médica?”. Las opciones de respuesta eran las siguientes: “Sí, por iniciativa del personal”, “Sí, por mi propia iniciativa”, “No, no quise”, y “No, nadie me lo propuso”.

Los resultados hablan por sí solos:

  • El 54,7% de los encuestados informaron que nadie les había propuesto una discusión acerca de su sexualidad.
  • El 21,9% no quería abordar este tema.
  • El 23,4% sí había tenido una discusión sobre su salud sexual.
  • Las mujeres por su parte discutieron menos sobre la sexualidad con los proveedores de atención de salud (11,1% de mujeres en comparación con el 36,7% de hombres).
  • La discusión sobre la sexualidad fue más frecuente en los pacientes con cáncer de próstata (56,3%) y cervical (39,6%), y con el aumento de la edad se encontró mayor dificultad para abordar este tema.
  • Solo el 12.6% de las mujeres con cáncer de mama estableció diálogo sobre su salud sexual con su médico.
  • Los índices menores de conversación sobre sexualidad los reportaron los pacientes con un cáncer que no afectaba a sus órganos sexuales o ginecológicos.
  • Los pacientes que estaban en una relación de pareja tenían mayor probabilidad de tratar el tema sexual.

La probabilidad de hablar de sexualidad aumentó en pacientes con: problemas sexuales severos, tratamiento de radioterapia, perfil psicológico de buscador de información, tratamiento psicoterapéutico previo y tratamiento del cáncer iniciado en centros o clínicas privadas.

Vemos entonces que la sexualidad es aún un tema poco enfrentado en pacientes franceses con cáncer. Si bien no tenemos cifras en América Latina, la situación al respecto en nuestro medio difícilmente sea mejor. Por eso proponemos en todos estos pacientes que al tratamiento médico y psicológico que se implementa por protocolo, se le incorpore la discusión acerca de la salud sexual: información de problemas sexuales asociados a la enfermedad y a los tratamientos, administración de escalas específicas, clarificación de inquietudes y dudas de los pacientes, abordaje de problemas sexuales previos o posteriores a la intervención oncológica.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Cáncer de próstata

Cáncer de próstata: Rehabilitación sexual después del tratamiento

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Deje un comentario