La disfunción eréctil como predictor de enfermedad coronaria.

La disfunción eréctil es un trastorno generalizado que afecta a más de ciento cincuenta millones de hombres en todo el mundo y los pronósticos no son favorables, ya que se espera que se duplique en los próximos veinte años.

 

La disfunción eréctil se puede clasificar en diferentes grados, de leve a grave, de acuerdo con los puntajes obtenidos en el Índice Internacional de la Función Eréctil (IIEF) .

 

Entrando en el tema que abordaremos en esta ocasión, el factor vascular desempeña un papel muy importante como causa de la disfunción eréctil. De hecho la disfunción eréctil comparte casi todos los factores de riesgo con la enfermedad arterial coronaria: hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus, tabaquismo y arteriosclerosis.

 

La Segunda Conferencia de Consenso de Princeton informó que la disfunción eréctil es un signo predictor de enfermedad vascular silenciosa. Por lo tanto, un hombre con disfunción eréctil y sin síntomas cardíacos evidentes debe investigarse cuidadosamente para detectar enfermedades cardíacas o vasculares. Los estudios han demostrado que una proporción significativa de los pacientes con enfermedad coronaria presentan disfunción eréctil, y la gravedad de la misma está relacionada con la extensión de la enfermedad coronaria. Esto posiblemente se deba a que la arteriosclerosis y la disfunción endotelial son afecciones generales que afectan tanto a las arterias coronarias como a las del pene.

 

Para dar un mayor sustento científico al tema, vamos a basarnos en un estudio publicado en el 2018 en el Journal of Sexual Medicine, titulado El valor predictivo de la disfunción eréctil arteriogénica para la enfermedad arterial coronaria en hombres. Está basado en un estudio que se llevó a cabo en setenta y cinco  pacientes que presentaban disfunción eréctil arteriogénica -comprobada por doppler de pene-, y veinticinco hombres sanos. Su objetivo fue evaluar el valor predictivo de la disfunción eréctil arteriogénica para la enfermedad arterial coronaria en hombres mayores de cuarenta años.

 

Los criterios de inclusión fueron tener una relación estable e informar de disfunción eréctil durante al menos seis meses. Todos los sujetos de estudio tenían más de cuarenta años de edad, sin antecedentes de problemas cardíacos.

 

Los pacientes fueron sometidos a una historia clínica completa, historia sexual, examen clínico, y respondieron las preguntas del Índice Internacional de la Función Eréctil. Además les practicaron estudios doppler del pene, medición del colesterol total, triglicéridos, azúcar en sangre y medición de riesgo cardiovascular con los sistemas Framingham y PROCAM.

 

Estas son las conclusiones más relevantes del estudio:


-El síndrome metabólico está asociado con el aumento de la incidencia de disfunción eréctil arteriogénica. La obesidad, el índice de masa corporal más alto y la circunferencia de cintura fueron prevalentes en pacientes con disfunción eréctil en comparación con sujetos con erección normal.


-La hiperlipidemia es un factor de riesgo establecido para la enfermedad cardiovascular y se considera como un factor que aumenta el riesgo de disfunción eréctil, tanto completa como moderada.


-Los eventos de enfermedad cardíaca isquémica fueron más altos en hombres con disfunción eréctil arteriogénica, en comparación con aquellos sin disfunción eréctil.

 

-La disfunción eréctil es un indicador inicial significativo de la presencia de enfermedad arterial coronaria.

 

-Los síntomas de disfunción eréctil ocurren antes que los síntomas de enfermedad arterial coronaria, y podrían ser un pronosticadores de futuros eventos cardiovasculares.

 

Las recomendaciones de los investigadores son: que todos los hombres con disfunción eréctil (especialmente los mayores de cuarenta años) se sometan a estudios de perfil lipídico (LDL, HDL, TG y colesterol total), azúcar en sangre en ayunas, índice de masa corporal y circunferencia de la cintura. Además, se debe realizar un electrocardiograma de esfuerzo antes de iniciar el tratamiento de la disfunción eréctil arteriogénica, al menos en pacientes con factores de riesgo cardiovascular -especialmente diabetes mellitus- para identificar enfermedad arterial coronaria silenciosa.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

la enfermedad de Peyronie

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Terapia para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque de baja intensidad, para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

Efectividad de la terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Deje un comentario