Eyaculación precoz y proteína precursora amiloide

Para quienes no forman parte del grupo de profesionales de la medicina, el título les puede sonar casi como de otro idioma. De hecho, se trata de un concepto sumamente especializado de la medicina molecular. Pero lo importante es dejar en claro que desde la medicina sexual cada vez se investiga más y se encuentran diferentes enfermedades, hábitos de vida, características psicológicas o moléculas que se relacionan con las disfunciones sexuales. Y el objetivo de este blog es mostrar esos avances y traducirlos en un lenguaje lo más simple posible.

En esta oportunidad, vamos a tomar un artículo del Journal of Sexual Medicine publicado en el 2017: Relación entre la proteína precursora amiloide en el plasma seminal y la respuesta anormal de la piel simpática del pene en la eyaculación precoz de toda la vida.

 Aunque ya nos hemos referido en diferentes ocasiones a la eyaculación precoz, vale la pena hacer un contexto general. En el 2014, la Sociedad Internacional para la Medicina Sexual definió a la eyaculación precoz como una eyaculación que siempre o casi siempre ocurre antes o dentro de aproximadamente un (1) minuto de penetración vaginal, desde la primera experiencia sexual. En este caso hablamos de eyaculación precoz primaria o de toda la vida, a diferencia de la secundaria que se presenta luego de una etapa de control eyaculatorio satisfactorio. Mucho se ha estudiado acerca de las causas de este tipo de eyaculación precoz, y sabemos de la causalidad hereditaria, bioquímica, psicológica y de hábitos sexuales disfuncionales.

Pero, a partir del estudio mencionado anteriormente, vamos a centrarnos en un aspecto claramente biológico como es la hiperactividad del sistema nervioso simpático, que puede desempeñar un papel importante en la eyaculación precoz de toda la vida.

Estudios anteriores encontraron que los niveles de la llamada proteína precursora amiloide (sus siglas son APP) en el plasma seminal de pacientes con eyaculación precoz se incrementaron, causando disfunción neuronal y alteraciones en la respuesta de la piel simpática del pene.

El artículo se basa en una investigación realizada desde noviembre de 2015 a abril de 2016, con 24 pacientes con diagnóstico de eyaculación precoz de toda la vida, un tiempo promedio de penetración vaginal que no superaba los dos minutos, y 10 sujetos control. En todos los pacientes se midieron los niveles de APP en el plasma seminal.

Los resultados fueron contundentes: los pacientes del grupo con diagnóstico de eyaculación precoz presentaron niveles 1.5 veces más altos de APP que los del grupo de control.

Estas evidencias científicas conducen a incluir en los protocolos de los pacientes con eyaculación precoz primaria la evaluación de los niveles de la proteína precursora amiloide, y de acuerdo a los resultados indicar en el tratamiento aquellos fármacos que disminuyen sus niveles.


Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

eyaculación precoz, mitos y verdades

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

Los factores del estilo de vida y la eyaculación precoz

Factores del estilo de vida y eyaculación precoz

Deje un comentario