Estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema que consideramos cada vez más seriamente, considerando sus consecuencias sobre la salud física y mental así como en el desenvolvimiento social de los pacientes. Se estima que la disfunción eréctil afecta a uno de cada cinco hombres y dado el envejecimiento de la población masculina y el aumento de la prevalencia de enfermedades asociadas, es probable que se vuelva aún más frecuente.

Sabemos que las medicaciones orales, particularmente los llamados inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (como sildenafil, vardenafil o tadalafil) son a menudo eficaces en el tratamiento de nuestros pacientes. Sin embargo, una proporción significativa de hombres no responden a la terapia o no toleran los efectos secundarios. En estos casos existen opciones como supositorios uretrales, inyecciones intracavernosas y prótesis de pene. Aunque estas opciones de tratamiento pueden ser eficaces, las tasas de uso a largo plazo se ven obstaculizadas por los efectos secundarios y las eventuales complicaciones.

En el panorama de alternativas terapéuticas, y como ya señalamos en artículos anteriores, aparece en escena la terapia de ondas de choque extracorpóreas de baja intensidad, con mínimos efectos secundarios y evidencia creciente de los cambios que producen al regenerar el tejido del pene.

Actualmente encontramos varios ensayos que estudian los efectos de las ondas de choque en el tratamiento de la disfunción eréctil, y nos llamó la atención un meta-análisis publicado en el Journal of Sexual Medicine en el 2017: Efectos de la terapia de ondas de choque extracorpóreas de baja intensidad en la disfunción eréctil: revisión sistemática y meta-análisis. El objetivo fue determinar si este nuevo tratamiento mejora la función sexual en hombres con disfunción eréctil, en comparación con los hombres sometidos a terapia simulada.

Se incluyeron estudios publicados entre enero de 2010 y marzo de 2016, y las investigaciones utilizaron el Índice Internacional de la Función Eréctil (IIEF) para medir la disfunción eréctil antes y después del tratamiento.

En total fueron siete los ensayos que cumplieron los criterios para el meta-análisis, abarcando a seiscientos dos participantes. El promedio de participantes por estudio fue de 86.4, la edad media de 60.7 años, y la media de seguimiento de 19.8 semanas. Los siete estudios usaron terapia simulada para el grupo de control. El protocolo que se aplicó en los estudios fue de dos tratamientos por semana durante tres semanas, luego tres semanas sin tratamiento, seguidos por tres semanas de dos tratamientos semanales. Cinco estudios se llevaron a cabo en Asia, dos en Europa y uno en Norteamérica.

Hubo una mejora estadísticamente significativa en el cambio combinado en la puntuación del IIEF desde el inicio hasta el seguimiento en hombres tratados con ondas de choque extracorpóreas de baja intensidad, en comparación con los que recibieron terapia simulada. Este resultado positivo sugiere que esta terapia podría mejorar clínicamente la función eréctil en hombres con disfunción eréctil.

Se ha determinado previamente que un cambio de cuatro puntos en la puntuación del IIEF es la mínima diferencia clínicamente importante. Para los ensayos incluidos en este estudio, la mejoría combinada en la puntuación del test fue de 4,17 después del tratamiento con ondas de choque, que es mayor que la mínima diferencia clínicamente significativa.

El mecanismo de acción que conduce a la mejora de las puntuaciones del IIEF en los hombres tratados con ondas de choque no ha sido elucidado por completo, aunque varios grupos han informado una mejora en la hemodinámica del pene y en la función endotelial.

Es importante continuar realizando estudios con grupos más grandes de pacientes, e identificar en qué casos la terapia de ondas de choque tendría una mayor eficacia.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Uso de inyecciones intracavernosas en medicina sexual

Uso de inyecciones intracavernosas en medicina sexual

tratamientos para la disfunción eréctil

Disfunción eréctil: alternativas a las medicaciones orales

Terapia para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque de baja intensidad, para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

Efectividad de la terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

Deje un comentario