Disfunción eréctil, percepción de la pareja

Cuando hablamos de eyaculación precoz, disfunción eréctil y otros problemas sexuales, en general los pensamos desde una perspectiva individual: la ansiedad del hombre, sus métodos de masturbación, algunos traumas en su historia sexual o sus métodos fracasados de control de la excitación. Sin embargo, difícilmente incorporamos la mirada de la pareja que, desde un pensamiento sistemático, forma parte del problema así como de la solución.

Un estudio que realizó encuestas por internet a 1463 mujeres con un rango de edad entre los 20 y los 50 años, originarias de México, Italia y Corea del Sur, muestra una relación directa entre la percepción de la eyaculación precoz y la satisfacción con la relación de pareja y la vida sexual. El stress negativo que se produce en la mujer como consecuencia del poco tiempo que transcurre entre la penetración y la eyaculación del hombre, también es causa de ruptura de la relación de pareja.

Las conclusiones del mencionado estudio se encuentran en un artículo publicado en el 2014 por el Journal of Sexual Medicine, titulado La percepción de la eyaculación precoz por parte de la mujer y su impacto en la ruptura de la relación, calidad de la relación y satisfacción sexual. Considerando que los estudios siempre se han centrado en el impacto de la eyaculación precoz en el hombre, la información contenida en este artículo es bien original y bastante valiosa.

En la investigación que –como vimos- estudia a mujeres de culturas bien diferentes, se utilizaron varios instrumentos como el Índice de la Función Sexual Femenina, la Escala de -Distrés- sexual femenino, la Escala de Evaluación de la Relación de Pareja y otros cuestionarios.

Algunas de las conclusiones más importantes son:

  • En las mujeres que consideraban el control de la eyaculación de su pareja como muy importante o extremadamente importante (el 40% de ellas), el estrés negativo asociado a la eyaculación precoz aumentaba. Eso ocurre como consecuencia no solo de la corta duración del coito, sino por la poca atención que sus parejas prestaban a otras necesidades sexuales como caricias o besos.
  • Un alto porcentaje de mujeres parejas de hombres con eyaculación precoz tenían al menos un problema sexual como pérdida del deseo (49.8%) o insatisfacción sexual (41.3%). En dos tercios de ellas, el problema sexual no existía antes del inicio de la relación de pareja actual.
  • Casi una cuarta parte de las mujeres encuestadas reveló que el problema de eyaculación precoz del hombre había llevado previamente a la ruptura de relaciones de pareja. Cuanto más importante es la duración del acto sexual para una mujer, más probablemente se vea motivada a terminar su relación con un hombre que padece eyaculación precoz.
  • Una cuarta parte de las mujeres encuestadas indicó que su insatisfacción sexual era la consecuencia de que su pareja le prestaba más atención al problema sexual que a la relación erótica, perdiendo capacidad para crear diferentes juegos sexuales y cayendo en la monotonía.

Definitivamente cuando tratamos la eyaculación precoz debemos incluir a la pareja -en la medida de lo posible- ya que esa intervención nos dará más posibilidades de éxito y eficacia. Si escuchamos a la pareja, le informamos acerca de las características del problema y del tratamiento y le explicamos cómo puede colaborar y formar parte del proceso, lograremos reducir su malestar psicológico y, de manera indirecta, quitarle presión al hombre con eyaculación precoz. Por otro lado, como profesionales no debemos centrarnos solamente en prolongar los tiempos del coito, sino también en el enriquecimiento erótico de la pareja, estimulando variantes en sus guiones sexuales.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

La obesidad y la disfunción eréctil

Relación entre obesidad y disfunción eréctil

Disfunción eréctil

¿Cómo establecer el impacto psicológico de la disfunción eréctil en su calidad de vida?

diabetes y disfunción eréctil

La diabetes y la disfunción eréctil

eyaculación precoz

Mitos y verdades sobre la eyaculación precoz

Deje un comentario