Acerca de los pacientes que mejoran su función eréctil con placebo.

La disfunción eréctil, su prevalencia, causas y tratamientos han sido temas tratados ampliamente en este espacio de salud sexual masculina. Y por supuesto que a medida que sigamos observando avances científicos al respecto los estaremos publicando.

 

Dentro de las diferentes alternativas de tratamiento, las medicaciones orales conocidas como inhibidores de la fosfodiesterasa 5 son las más utilizadas en medicina sexual. Las más conocidas son sildenafil, vardenafil y tadalafil. Para evaluar su eficacia, en los diferentes estudios “doble ciego” los investigadores acuden a lo que se llama grupo de control. Los pacientes que participan no saben exactamente si el medicamento que utilizan es el que se les dice, o simplemente un comprimido sin químico alguno (es decir un placebo). Lo interesante es que en todos estos años, ya veinte desde que el famoso “Viagra” salió al mercado, el porcentaje de pacientes que mejoran su función eréctil tomando la pastilla de placebo es significativo, aunque la diferencia con el grupo que recibe el tratamiento es grande. Su respuesta sexual mejora solamente con la creencia de que están tomando algo que los va a ayudar. Algo que no tiene un efecto biológico, pero sí psicológico.

 

La pregunta es: ¿hay algún perfil de paciente o alguna característica que nos permita predecir que la respuesta al placebo va a ser positiva?

 

Aquí llegamos a un estudio publicado en el 2018 en el Journal of Sexual Medicine. Su título es Predictores de la normalización de la función eréctil en hombres con disfunción eréctil tratada con placebo.

 

Se trata de un análisis retrospectivo que incluyó a hombres que recibieron placebo en cuarenta y dos estudios doble ciego de sildenafil, controlados con placebo y de dosis flexible, realizados en todo el mundo durante un período de doce años. La mayoría de los estudios tuvieron al menos doce semanas de duración.

 

El objetivo de este análisis fue relacionar la respuesta al Índice Internacional de la Función Eréctil (IIEF) con las diferentes variables demográficas en los hombres que en los estudios fueron tratados con placebo. Los pacientes se clasificaron en respondedores al placebo, cuando alcanzaban una puntuación de 26 en la última visita, y no respondedores, cuando estaban por debajo de esa línea de corte.

 

Las variables predictoras evaluadas fueron los factores demográficos, que incluyen la edad, raza, índice de masa corporal, vascular (enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes), depresión y tabaquismo. Las variables predictoras también incluyeron características de la disfunción eréctil como duración del problema, duración del tratamiento anterior, etiología asignada por el investigador (psicógena, orgánica, mixta) y puntaje inicial en el IIEF.

 

El análisis incluyó a 4.360 hombres que fueron tratados con placebo. De estos pacientes, el 13.5% fueron incluidos en la cohorte de respondedores al placebo.

 

Los resultados del trabajo indicaron que la mayor probabilidad de que ocurriera una respuesta placebo era en hombres de raza negra, menores de 45 años, que tenían disfunción eréctil leve y de menor duración al inicio del estudio.

 

Se encontró una disminución en la probabilidad de una respuesta placebo para los participantes que eran blancos, asiáticos o hispanos. También se determinó una menor posibilidad de respuesta al placebo para los participantes con diabetes al inicio del estudio. La probabilidad de una respuesta placebo disminuyó a medida que aumentaba la duración y la gravedad de la disfunción eréctil. En pacientes mayores de 65 años de edad, también bajaban notablemente las probabilidades de una respuesta favorable.

La tarea pendiente es analizar los factores asociados con las respuestas placebo en disfunción eréctil. Quizás el aumento de la confianza, el manejo de la ansiedad, la mejoría de la autoestima, entre otros. A partir de ahí sería interesante desarrollar nuevas intervenciones y estrategias de tratamiento, tanto desde el punto de vista psicológico como médico.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

la enfermedad de Peyronie

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Terapia para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque de baja intensidad, para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

Efectividad de la terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Deje un comentario