Dermatitis atópica, psoriasis y disfunción eréctil

Cuando pensamos en la disfunción eréctil, es común relacionarla con la diabetes, la hipertensión arterial, la hipertrigliceridemia, la hipercolesterolemia, los bajos niveles de testosterona, entre otros. Desde el punto de vista psicológico la asociamos al stress, la ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo, los problemas de pareja. Pero poco la relacionamos con la psoriasis y la dermatitis atópica, que son enfermedades inflamatorias crónicas de la piel que afectan a niños y a adultos.

En los últimos años se han estudiado en profundidad las enfermedades asociadas con la dermatitis atópica y la psoriasis, incluyendo a la disfunción eréctil. De hecho se encontró que en pacientes con psoriasis es frecuente la enfermedad cardiovascular, la diabetes tipo 2, la dislipidemia y la hipertensión arterial, enfermedades que –como mencionaba antes- están asociadas a las dificultades de erección. Algunos estudios han encontrado altos niveles de consumo de alcohol y tabaquismo en pacientes con psoriasis, mayor riesgo de depresión y disminución de la calidad de vida. Una vez más, y como vimos en otros artículos de este blog, todos factores de riesgo de disfunción eréctil.

Por su parte la dermatitis atópica también se asoció con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, aunque aún los estudios no son tan contundentes. Por lo tanto, hasta el momento, su relación con la disfunción eréctil –a diferencia de lo que ocurre con la psoriasis– no está tan sustentada por las investigaciones.

Un artículo publicado por el Journal of Sexual Medicine en el año 2017, nos da claridad acerca de la relación entre estas dos patologías de la piel y la disfunción eréctil. De hecho su título es Disfunción eréctil en hombres adultos con dermatitis atópica y psoriasis. Se basó en una investigación realizada en Dinamarca con hombres mayores de 30 años de edad, con diagnóstico de psoriasis o dermatitis atópica, evaluando la gravedad de la enfermedad y haciendo un seguimiento desde el año 2008 hasta el 2012. También se recopilaron datos acerca de la asociación con diabetes, hipertensión arterial, tabaquismo y abuso de alcohol.

Se determinó la presencia de disfunción eréctil de acuerdo al tratamiento recibido con medicaciones orales (sildenafil, vardenafil, tadalafil). Se accedió a la información de un total de 1.756.679 hombres daneses, de los cuales el 0.1% y el 1.5% fueron diagnosticados con dermatitis atópica y psoriasis respectivamente, considerando el tratamiento médico que se reflejaba en el sistema. De los pacientes con dermatitis atópica, el 45.2% tuvieron un grado leve y el 54.8% grave. De los pacientes con psoriasis el 82,1% tenían psoriasis leve y el 17,9% severa. En comparación con la población general, la prevalencia de tabaquismo y abuso de alcohol fue ligeramente mayor en pacientes con dermatitis atópica o psoriasis.

Cabe destacar que, en comparación con la población general, la diabetes, la hipertensión y el uso de fármacos reductores del colesterol fueron significativamente menos frecuentes en los hombres con dermatitis atópica, pero ocurrieron con más frecuencia en aquellos con psoriasis. Con respecto al componente sexual, se encontró menos disfunción eréctil en la dermatitis atópica que en la psoriasis en comparación con la población general. El riesgo de disfunción eréctil proyectado a cinco años no aumentó en los hombres con dermatitis atópica leve o severa, mientras que en los hombres con psoriasis aumentó significativamente tanto para el grado leve como para el severo.

En resumen, la psoriasis está relacionada con diferentes enfermedades y factores de riesgo que predisponen a la disfunción eréctil. Además, altera la imagen corporal de los pacientes, por lo tanto afecta a su autoestima y puede producir sentimientos de vergüenza y conductas de evitación sexual. La recomendación para el médico, en este caso el dermatólogo, es ir más allá del diagnóstico de su respectiva especialidad y pedir las interconsultas correspondientes para evaluar el estado general del paciente, incluyendo a su salud sexual.

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.
Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

Tratamiento de la deficiencia de testosterona

Diagnóstico y tratamiento de la deficiencia de testosterona

diabetes y disfunción eréctil

La diabetes y la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y calidad de vida

¿Cómo establecer el impacto psicológico de la disfunción eréctil en su calidad de vida?

Antidepresivos y disfunción eréctil

Antihipertensivos y disfunción sexual

Deje un comentario