El rol de los andrógenos en la sexualidad femenina.

Los andrógenos se asocian normalmente a la función sexual masculina, tanto en lo relacionado con el deseo, la calidad de las erecciones y la eyaculación. Pero los estudios recientes demuestran que estas hormonas también tienen un papel clave en la respuesta sexual femenina, particularmente en la fase de deseo, y además pueden formar parte del plan de tratamiento en mujeres con disfunción sexual.

 

Para arrojar más luz sobre este tema, presentamos un artículo publicado en el 2016 en el Journal Of Sexual Medicine titulado Andrógenos, función y disfunción sexual femenina: hallazgos de la Cuarta Consulta Internacional de Medicina Sexual.

El objetivo de este trabajo fue revisar el papel de los andrógenos en la fisiología y la fisiopatología del funcionamiento sexual femenino, así como la evidencia de la eficacia de la terapia androgénica para la disfunción sexual femenina.


Se realizaron búsquedas en la literatura científica utilizando bases de datos en línea para estudios relacionados con los andrógenos y la función sexual femenina.

 

En general las publicaciones respaldan la idea del papel importante de los andrógenos en la función sexual de la mujer, una evidencia que a estas alturas no se puede negar. Yendo a lo particular, algunas de las conclusiones más relevantes son las siguientes:

 

-No se ha establecido hasta el momento un nivel de andrógenos en sangre o punto de corte por debajo del cual las mujeres se puedan clasificar con deficiencia de andrógenos.

 

-Existe evidencia consistente de que los andrógenos influyen en la función sexual femenina y que las altas dosis fisiológicas de testosterona transdérmica son efectivas para el tratamiento del trastorno de deseo sexual hipoactivo en mujeres posmenopáusicas, y mujeres en sus últimos años reproductivos.

 

-Si se receta testosterona transdérmica, se debe informar a las mujeres que la eficacia puede no aparecer durante varias semanas.

 

-El tratamiento no debe continuar más allá de los seis meses si una mujer no experimenta ningún beneficio.

 

-El uso de la terapia con andrógenos está limitado por la falta de formulaciones aprobadas para mujeres, y también por la ausencia de datos de seguridad a largo plazo. Por lo tanto la prescripción actual de testosterona en mujeres es de productos formulados para hombres o fórmulas magistrales.

 

-Se están llevando a cabo estudios que evalúan la eficacia y la seguridad de la testosterona vaginal y la dehidroepiandrosterona para el tratamiento de la atrofia vulvovaginal.

 

Los estudios a largo plazo para determinar la seguridad del tratamiento con testosterona para las mujeres y los posibles beneficios más allá de la función sexual son muy necesarios, así como también tener mayor claridad acerca de indicaciones más específicas.

 

En general pensamos que el futuro de este tipo de terapias es muy prometedor, y mejor aún cuando se combinan con terapia psicosexual o incluso terapia de parejas.

 

Redactado para Boston Medical Group por Ezequiel López Peralta.

Psicólogo. Máster en Sexología Clínica y Terapia de Parejas.

Artículos relacionados

la enfermedad de Peyronie

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Terapia para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque de baja intensidad, para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

Efectividad de la terapia de ondas de choque y disfunción eréctil

estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Estudios sobre la terapia de ondas de choque y la disfunción eréctil

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular

Satisfacción sexual

Hábitos de vida saludables y satisfacción sexual

Deje un comentario